lunes, 5 de marzo de 2007

Miguel Crispín Sotomayor

Reposada inquietud…

...Y desde aquí
en incómodo sillón
inquietos ojos
escarban el pasado
enfrentan el presente
cuestionan el mañana.


Árbol Viejo

Poco a poco se desgaja este árbol viejo
las ramas van cayendo
por el tiempo
la débil savia que llega hasta sus hojas
las raíces podridas por los años
las sacudidas violentas de los vientos
las heridas recibidas por extraños
y los gusanos que carcomen desde adentro.

Se quiebran las ramas más queridas
las que ofrecieron sus mejores sombras
la primavera traerá nuevos retoños
que intentarán alimentar con sombra y frutos
como éstas que han sufrido solitarias los otoños
y que vecinas ramas no amortiguan su caída.

Se muere este árbol
se pudre poco a poco
gajo a gajo en que me poso
pronto caerá con él
la enfermiza sombra y ajenos
son los árboles más próximos.



“Sé que la vida se esconde
tras la apariencia de un muerto”.
Silvio Rodríguez

Desaparecidos

Están
en calles empedradas.
En esqueletos ocultos en cerros.
En el fondo de ríos y mares.
Sin banderas.
Sin cristos.
Sin salmos.
Sin el consuelo del creído paraíso.
Están
en Madres y Abuelas emplazadas.


**********************************

Quizá no queda nada que hacer cuando un hombre se derrumba por dentro.
Diga usted que tal vez guardo aún algo de niño en mis adentros, y quizá eso como un amanecer con pájaros que anuncia agua en el desierto, me ayudó y me salvó.
Luis Franco

**********************************

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner