viernes, 22 de junio de 2018

Editorial



revista literaria con voz propia nº 80

                  junio 2018


                          publicación creada en noviembre de 2006
                             distribución y publicación gratuitas
                              ISSN 2314-0275

Propietaria – Editora – Directora: Analía Pascaner




Lo que buscas te está buscando.
Rumi




Siempre te buscaba

Desde niño siempre te buscaba,
está en todas partes, me decía mi madre y no estabas;
te buscaba en la imagen que presidía la casa,
serio, dolorido, imperturbable, manso y paternal,
pero no hablabas.

Te buscaba en el catecismo mío,
en el pan, en el vino y en el agua,
en el ritual de la cena que bendecía mi padre
agradeciendo la pitanza diaria;
en la liturgia del fruto y la semilla
y en el rodar de las horas demoradas,
en el canto de la acequia y en la pala;
te buscaba en todas partes, y no estabas.

Ahora, cuando los años me aprietan la garganta
y me apuran los tiempos de la siega,
por seguir buscándote, te encuentro al fin
en lo más profundo de mi alma,
y te pido, y me das,
y te hablo y me hablas,
y te miro y me miras,
y te pido perdón, y me perdonas.

Alabada y bendita sea tu gracia por haberte encontrado,
cuando la noche puebla mis horas
de grises y nostalgias;
cuando me veo demorado en mis hijos
y un enjambre de nietos me rodea,
cuando sueño a veces con la cita
y con los ojos de la mujer que amaba.

¡Gracias, Señor por encontrarte,
en las últimas tardes que me quedan!


     Gustavo Vicente Córdoba
     Catamarca, Argentina




Sólo durante los tiempos difíciles es donde las personas llegan a entender lo difícil que es ser dueño de sus sentimientos y pensamientos. 
Antón Chéjov


             revista literaria con voz propia
 Inscripción Registro: ISSN 2314-0275
             Propietaria: Analía Pascaner
             San Fernando del Valle de Catamarca
             Catamarca – Argentina


Generalmente, la soledad nos parece un enemigo. El dolor de corazón no es algo que elijamos invitar. Es algo inquieto que nos quema y está preñado del deseo de escapar y de encontrar algo o alguien que nos haga compañía. Cuando podemos descansar en el punto medio, empezamos a tener una relación serena con la soledad, una soledad refrescante que pone nuestros temores totalmente del revés.
Pema Chödrön


Autores publicados


revista literaria con voz propia nº 80

- junio 2018 -
                    
        autores publicados en esta edición: 




Autores publicados desde inicios de la revista con voz propia:
http://www.revistaconvozpropia-autorespublicados.blogspot.com.ar/

           

             revista literaria con voz propia
             publicación y distribución gratuitas
             ISSN 2314-0275

             Propiedad, dirección y edición: Analía Pascaner


Betty Badaui


Sensaciones

El vuelo del moscardón
recorría la trama de mis instintos
hasta que asomaban
continentes de embeleso
    hacia Nikolái.
No lo conocía y lo amaba,

Gustavo Vaca Narvaja



“Yo soy casi un secreto.
Si no me muestro… creen que ya no existo”
Carlos Fuentes


Alzheimer

Soledad
Delgada, humana y marchita
anciana, ausente y presente.
Con sus manitas delgadas y secas
sosteniendo en su frente de surcos
reflexiones, pensamientos y dudas.

Conchi Sedano


Por si estás asomado a la ventana… 
Búscame en los rostros poblados de huellas
              …ocupo la silla solitaria en un salón vacío.             
Cada noche,
            me transformo en novela alegórica,
                                              a punto de ser editada.

Luis Benítez


Yo no espero más pasos que los tuyos por mi alma

Yo no espero más pasos que los tuyos por mi alma,
algo tuyo ha abierto paisajes sumergidos bajo el agua del rostro
y no ansía ese horizonte otra silueta en su noche, otra sombra antes del alba.
¿Ves? largas catedrales que suben a los cielos con tu bandera en sus astas
y una sangre que viene de la infancia remota presintiendo tu historia.

Jorge Isaías

1-

Quedémonos
dijiste
quedémonos un poco más
ahora
y el verano invadía
los zaguanes
saqueaba los azahares
no dejaba
enfriar el agua
en los aljibes.
Quedémonos dijiste
el mundo es vil
afuera

Sergio Borao Llop


   Tres colores


(I) Rojo

Delfina está llorando.

Otra vez la noche se ha teñido
del estallido de su voz en llamas.

Y los vecinos contienen el aliento
como si así pudiera disiparse
la música siniestra del horror.

Bertha Carou

Llega el otoño


La hoja marchita
ondea hacia el suelo
ay! el otoño!

Blanca Salcedo

Juegos

Siempre fue una pequeña extraña. No soportaba a los otros niños. Jugaba sola, en algún rincón, hablando y gesticulando a la nada. Su madre le regalaba muñecas, las que descansaban, intocadas y compuestas, en los anaqueles de su bonita habitación. Odiado lugar, decorado en rosa, con angelitos, lazos y otras cosas que se entendían tradicionales para una princesita. Cuando un día su madre le preguntó por qué no jugaba con las muñecas, ella, extendiendo un brazo a la nada, como si alcanzara una taza de té a la visita, le contestó sin desviar la vista:

Raúl Feroglio

Palabras

Mirame:
anuncio lo que nunca será
y callo
lo por venir.

Carlos Benítez Villodres

El niño cartonero

Le mataron la risa y la inocencia.
La alegría emigró de su vergel
sembrado de miserias, de erupciones
persistentes de hambre y de tristeza,
de abismos sin salidas, de carcomas, de humo…
A su paso jamás se detuvieron
los juegos infantiles, ni el aroma
sutil del beso, ni el amor de soles
radiantes, satisfechos.

Raquel Piñeiro Mongiello

Confusamente ebrio

No puedo ponerle
epígrafe
a este arco iris
que acaba de irse
e insistir
en pedirle de nuevo
todos sus colores
porque
confusamente ebrio,
el cielo,
deshonra su
      intemperie.

José María Pallaoro

Piedras

Nada se puede quebrar. Las alas del pájaro moribundo en un rincón del jardín es la piedra del sacrificio que cayó de tus manos. ¿Volará esa piedra? ¿Golpeará la ventana de la habitación? ¿Dormirá entre las sábanas descompuestas de aquel extraño atardecer? La piedra-pájaro se quedará, quieta. Inútil cerrar los ojos imaginándola en la humedad de un trapecio que es solo memoria.
25.09.11

Anabel Vera Suárez

Raros de sombra

Los sueños de la razón producen monstruos
      Goya
Golpea el salario transparente en mi bolso.
Tiro la cabeza en la silla,
y salen murciélagos que muerden
–con el sonido atroz de sus gargantas–
las puntas negras de mi cabello.
Caminan las piernas en el fango
y la derecha mano recoge piedras
para tirarlas al intruso que pica la hierba.

Lucía Alfaro

Slogan

No debe ser normal
tener dolor de aire en las pupilas,
flotar sin presentirlo, sin tener un motivo.
Sentir asco por todo
o enredarme en el verso
y desaparecer aunque nadie lo note.

Lydia Pistagnesi

Destino de Gorrión

El escritor acumula experiencias
que guarda en un arcón imaginario.
De pronto, una de ellas escapa
para golpear la mágica puerta
de la creación.
En ese momento
embriagado ante el hallazgo
viaja con las palabras y les da vida............
¡Ha nacido un cuento!

Mirta del Carmen Gaziano


Ciega la luz
cubro levemente mis ojos a ese impacto
la realidad no llega a mí
no la contengo.

M. C. Vásquez

Dulce amor otoñal

Dulce amor otoñal
Que nació de lo prohibido,
Vino a despertar en mí
Lo que mi corazón
Tenía inhibido.

Gustavo Leyton

Las huellas del verano

En febrero, sentado en la gradilla exterior de la biblioteca municipal, Juan botó la última colilla de cigarro. Mientras contemplaba el cielo vespertino de San Andrés, se percató del arribo de una muchacha. Ella debía tener unos veinte años, como él. La joven ingresó a la biblioteca, cabizbaja. Levándose con premura de la gradilla, Juan decidió seguirla.

martes, 20 de marzo de 2018







Queridos amigos, lectores y colaboradores:

Quiero comunicarles que durante un tiempo no realizaré ediciones de la revista literaria con voz propia. Algunas cuestiones personales me mantienen apartada de esta tarea de difusión. Prontito volveremos a encontrarnos.
Todo está muy bien. Me siento inmensamente agradecida y bendecida.
Reciban mi abrazo cálido y mis deseos que estén muy bien y tengan días colmados de bendiciones.

Analía Pascaner 



lunes, 19 de febrero de 2018

Editorial



revista literaria con voz propia nº 79

                  febrero 2018


                          publicación creada en noviembre de 2006
                             distribución y publicación gratuitas
                              ISSN 2314-0275

Propietaria – Editora – Directora: Analía Pascaner



No menosprecies a ningún hombre y no desdeñes ninguna cosa, pues no hay hombre a quien no llegue su hora, y no hay cosa que no tenga su lugar.
Pirkei Avot 4:2




Voy a dormir *

Dientes de flores, cofia de rocío,
manos de hierbas, tú, nodriza fina,
tenme prestas las sábanas terrosas
y el edredón de musgos escardados.

Voy a dormir, nodriza mía, acuéstame.
Ponme una lámpara a la cabecera,
una constelación, la que te guste,
todas son buenas, bájala un poquito.

Déjame sola: oyes romper los brotes.
Te acuna un pie celeste desde arriba
y un pájaro te traza unos compases
para que olvides. Gracias… ah, un encargo:

si él llama nuevamente por teléfono
le dices que no insista, que he salido.


* 24 de octubre de 1938. La noche anterior a su muerte, Alfonsina Storni escribió este poema de despedida y lo envió al diario La Nación; fue publicado junto con su nota necrológica.


El ruego

Señor, Señor, hace ya tiempo, un día
soñé un amor como jamás pudiera
soñarlo nadie, algún amor que fuera
la vida toda, toda la poesía.

Y pasaba el invierno y no venía,
y pasaba también la primavera,
y el verano de nuevo persistía
y el otoño me hallaba con mi espera.

Señor, Señor, mi espalda está desnuda.
¡Haz estallar en mí con mano ruda
el látigo que sangra a los perversos!

Que está la tarde ya sobre mi vida,
y esta pasión ardiente y desmedida
la he perdido, Señor, ¡haciendo versos!


Alfonsina Storni
Suiza, 1892 – Argentina, 1938




¿Qué podemos ganar con la navegación hacia la luna, si no somos capaces de cruzar el abismo que nos separa de nosotros mismos? Éste es el más importante de todos los viajes de descubrimiento.
Thomas Merton


                   revista literaria con voz propia
       Inscripción Registro: ISSN 2314-0275
                   Propietaria: Analía Pascaner
                   San Fernando del Valle de Catamarca
                   Catamarca – Argentina


La paciencia no sólo es la capacidad de esperar, es la capacidad de mantener una buena actitud durante la espera. 
Joyce Meyer


Autores publicados


revista literaria con voz propia nº 79

    febrero 2018
                    
          autores publicados en esta edición: 



Autores publicados desde inicios de revista con voz propia:
http://www.revistaconvozpropia-autorespublicados.blogspot.com.ar/


             revista literaria con voz propia

             publicación y distribución gratuitas
             ISSN 2314-0275
             Propiedad, edición y dirección: Analía Pascaner


Cristina Monte


Roto el caparazón

Roto el caparazón
de mis mentiras
me descubro desnuda
a solas conmigo misma.
Espantapájaros
de imagen desgarrada.
Vuelvo a vestirme
con mis fantasías. 

Dora Giannoni


Pacha madre
Dadora de vida
De bienes creadora
Pacha Hija
Del único Dios y dueño
que la dio para todos
y nos hizo hermanos
cocreadores y herederos

Paola Salaberry


La carta de Vittorio

La pava pitando en la cocina, repasador en mano para asir la caliente manija de aluminio.
Toma el mate, da un gran suspiro echando una ojeada a los viejos azulejos amarillos de la cocina, guiña su ojo derecho. Ya no recuerda desde cuando tiene ese tic.

Ana Romano


Resplandor

De tu cara
dibujo su ausencia
en mi cuerpo escarlata

La grama recala
en el boceto.

Elena Garritani


La casa

Cuando el silencio cierra las puertas
viejas culpas reescriben lo que el ruido calló.
El porfiado animal me cobija con un solo pulmón
de sus cimientos, mientras la nostalgia absorbe
en entretelas su propio imaginario.
Las ventanas renuevan el aire
para dejarlo todo donde el tiempo
abarata las cosas
y cada uno lea su ficción como puede.

María Montserrat Bertrán


13.

Mudándome la piel que abraza
pliegue a pliegue, poro a poro

alitas de mariposa
naranjean el aire

debajo 
          vertiente
                        oro
                              de tu mirada.

Manuel Canet


1.
La claridad de la mañana escribe adagios sobre los tejados azafranados del barrio.
Como un aprendiz más, desde primera hora de la mañana me pongo a escribir las palabras de siempre,
que corregirán como siempre las sombras del atardecer.
Me gusta que el suelo me indique la línea a seguir.

Que las ramas y sus habitantes alados correteen sobre las ventanas.