domingo, 4 de marzo de 2007

Javier Saceda

Tu foto

Postrado en los anales de la historia, recordando cómo pudo el ayer que nunca tuve, veía cómo el tiempo se deslizaba entre mis dedos, cual minúsculas partículas de viento colándose entre los agujeros de mi alma.
Tomé prestada del todo tu foto y te soñé, toda tú, preciosa como siempre y noté que tu imagen me guiñaba un ojo, cómplice de una existencia que nunca existió, de una vida que nunca viví, junto a alguien que nunca estuvo allí.
Ser, qué difícil poner en práctica este verbo, no se es, se ocupa un hueco vacío, sin tener que estar, sin poder decir “mi sitio”.
Yo nunca estuve allí, contigo, pero tu fotografía me recordaba muchos sueños que nunca soñé. De mis ojos saltaban al vacío dos lágrimas de olvido, de no saber si las horas pasan o somos nosotros los que nos deslizamos entre ellas. Mi presente no existe, mi pasado, pasado fue, nunca estuvo allí, mi futuro... vendrá? no creo. No creo que quiera perderse por mi existencia y que me haga un guiño, tan cómplice como el tuyo, y me haga entender que yo soy yo, el que está, el que te escribe y ve cada día tu foto en el tablón de su red de amigos, y no aquél que nunca soñé.

Del libro De nuevo… ¡La Nada!


Dame tu silencio

Apágame la luz y dame tu silencio,
deja que las yemas de mis dedos
dibujen,
en la soledad del guerrero,
tu silueta.
Apaga la soledad,
dame tu luz,
siénteme cerca, aunque no estés.
Acállame el silencio,
y a media luz los dos cuerpos
revolotean, cual mariposas,
en la cima del sin ser.
Apágame la luz,
deja que mi cuerpo
juegue con tu alma
y te diga en silencio
que eres la estrella que le alumbra.
Apágame la luz,
apaga tu silencio,
toma mi alma.
...me gustas cuando estás silente,
porque te siento mía.

Del libro Historias en canela y taller


****************************************

Nunca discutas con un necio, no sea que te veas en el caso de darle la razón en todo.
Luis Taborda

****************************************

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner