miércoles, 7 de marzo de 2007

Dardo Sebastián Dorronzoro

Todas las mañanas

No me cortarán el viento de los ojos,
yo te digo;
no me cambiarán de azul la torre de los pinos,
ni manejarán palomas con las nubes de mis dedos.
Yo soy todas las mañanas de los hombres, te digo,
todos los inviernos, todos los eneros,
yo soy una sangre perdida en la calle más antigua,
una espuma de llanto y una tos en los jergones;
yo soy para siempre en mi último camino.

Dardo Sebastián Dorronzoro, 1913. El 25 de junio de 1976 fue secuestrado por un Grupo de Tareas de las FFAA de su casa en el barrio La Loma, Luján. En esos días desaparecían Francisco Urondo y Miguel Ángel Bustos.


***********************************************

El único héroe válido, es el héroe en grupo, nunca el héroe individual, el héroe solo.
Héctor Germán Oesterheld


***********************************************

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner