domingo, 4 de marzo de 2007

Alba Estrella Gutiérrez

se contemplan
cristal de encuentro y desencuentro
los ojos en el nombre
se contemplan
y el miedo es un apenas todavía
se observan
se atreven a ser dos
suma del uno
a confiar historias
que golpean de lejos
su caverna
desnudan sus presencias
y se atreven a abrazar
todas sus ruinas
ordenan sus huesitos de nadie
se contemplan
hermosos y fugaces
y se olvidan
se atreven a ser dos

un coraje de enigmas en el aire


*****

no despiertes la muerte
no te arrodilles
busca luz en la sombra
y no te apures
hunde los ojos en el fondo
de las dudas
nada reclames
y atrévete al coraje
aceptar tus rostros
de espejos incompletos
ser uno con uno
qué duda cabe
porque solo estarás
al borde del abismo
sin miedos que te turben
sin cuentas por saldar
un largo insomnio
despierto en los brazos de la noche
que aún te esperan
no despiertes la muerte

no te arrodilles


***************************************

No voy a dejar de hablarle sólo porque no me esté escuchando. Me gusta escucharme a mí mismo. Es uno de mis mayores placeres. A menudo mantengo largas conversaciones conmigo mismo, y soy tan inteligente que a veces no entiendo ni una palabra de lo que digo.
Oscar Wilde

***************************************

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner