miércoles, 7 de marzo de 2007

José Antonio Cedrón


No hubo lucha de clases cuando dimos batalla
sólo daños menores en la mampostería
cuyos antecedentes no pueden atribuirnos
fallas de construcción en el armado del cielo
incontrolables nubes
y neblina constante durante el acarreo de la luz.
Rasguños en la piel también menores
cansancio en la energía de los astros
que dieron de morder.
Sí algo de lava y polvo que escaparon
por las escaleras de emergencia
que no sería honesto negar aquí.
Caricias que acabaron despertando combate.
El roce de la carne con los filos del tiempo.
Me deslicé en tu cuerpo como por esos pueblos
que después de sus calles el desierto.
No te besé la espalda ni las piernas
para que la tormenta no entrara en tu equipaje.
Ahora, con más calma, mirando
por los ojos de huellas y testigos
¿qué margen le darías a este temblor
en la escala de Richter?

Del libro Actas
Premio Nacional de Poesía de México, Sinaloa, Editorial Tierra del Fuego, México-Buenos Aires, 1985



***

Entre los jeroglíficos hallados en tu almohada
enfrentarás la mueca de los días.
La distancia idealiza.
El sueño solamente demora esa costumbre.
Las miradas de entonces no quieren saber nada.
La mano que aún extrañas acostumbró su piel
al paso de tu ausencia.

Del libro Actas
Premio Nacional de Poesía de México, Sinaloa, Editorial Tierra del Fuego, México-Buenos Aires, 1985



Pequeña cosa

Si no tuviera alas como tiene
si no hablara y cantara
si no fuera de fiesta de velorio
si no amara tus piernas como ramas de un niño
si no tuviera acaso componentes políticos
estaría diciendo que el corazón
es sólo el corazón
no esta mancha que cambia pasos bodas y viajes
no este pájaro huido que carga una maleta
pesada como pueblo
no esta sombra que emigra en mala hora
qué va.

Del libro De este lado y del Otro (Editorial Penélope, México 1981. Universidad Autónoma de Puebla, México 1983. Coedición Univ. Londres-Keal, México 2001)
Primera Mención Honorífica Premio Latinoamericano de Poesía Rubén Darío, Nicaragua, 1981
Mención Honorífica Carlos Pellicer para Obra Publicada en México, 1982



***********************************************

La libertad que hay que dar al pueblo es la cultura.
Miguel de Unamuno


***********************************************

8 comentarios:

  1. Cedrón es quizá el mejor de las gneración del 70. Tengo un libro suyo, pero no conozco el volumen de los poemas que publican aquí.
    Informen dónde se consiguen en Córdoba. Gracias
    Inés Montero

    ResponderEliminar
  2. Profunda, cálida, sincera...
    No es poca cosa para resistir...
    Por eso te fuiste cedrón
    Un abrazo de Luis Pacho)Giménez --el venezolano

    ResponderEliminar
  3. Muy buena la selección para un gran poeta. Ma. Felicia García

    ResponderEliminar
  4. Su poética no tiene el mínimo desencuentro. Le agradezco y felicito, Carlos Rubén

    ResponderEliminar
  5. Su poésía no tiene el mínimo desencuentro. Le agradezco y felicito, Carlos Rubén

    ResponderEliminar
  6. Excelente la obra de Cedrón
    Mis respetos, Carla Ma. De Asoriel

    ResponderEliminar
  7. Excelente y poco frecuente una obra como la de Cedrón.
    Saludos, Mara Alejandra De Santis

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias a todas las personas que han pasado por aquí con tan elogiosos comentarios hacia la poesía de José Antonio, un excelente poeta.
    Saludos cordiales.
    Analía

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner