martes, 4 de noviembre de 2014

Cecilia Glanzmann

Reiteración del asombro

Antes de tu estreno
en el escenario de la noche marina
imagino a una compañía de artistas

unos te tratan como a un limón maduro
con toques de naranjas y damascos,
otros te pulen como al bronce
y te marcan los ojos y la boca sonriente

están los que danzan en círculo
como lentejuelas en tu piel de luna
y los que tañen las cuerdas de sus violines
para la magia que reitera el asombro

hay astrólogos hablando con tus entrañas
para cifrarnos mensajes que recibirán algunos
y otros… serán influidos sin saberlo.

La marea hizo una llanura en la playa.

Te nos estrenaste sobre el horizonte
y uno se quedó… sin palabras.


Llueve

Tiene pecas el vidrio de la ventana
pecas embarazadas
de inesperada lluvia

la vida cruza la ventana
como un péndulo.


¿Y con la muerte?

Celebramos la vida de tantas maneras.
Somos creadores fecundos.

¿Y con la muerte?
Apenas unos pasos
en el sentirla en nuestra historia,

Celebrar las estaciones
-el tren en marcha
-el andén que siempre está…
El ciclo nos trasciende.

Hay otras maneras
como florecillas abriéndose
que nos esperan.


Contemplación

Inhalo…

lo permanente mudando
en la silla que envejece
en el jardín que se renueva
en el ojo del Ser
y en nuestros ojos
la vida y la muerte que fluyen

Exhalo…

Inhalo
la danza en el universo
el aire se entibia en la contemplación
que devela a más y más
el llamado.

Exhalo…


Amantes

En el torrente y la calma
en nuestros cuerpos
     -te amo
     -te amo
perderse y encontrarse

Amarnos
simplemente
vibrando en todos los vórtices
del círculo sagrado
que a ambos nos contiene

sin rasgarnos
la libertad de ser.
             

Del libro Desde el brocal del alma

Cecilia Glanzmann. Nació en Bell Ville, Córdoba. Reside en Trelew, Chubut, Argentina


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner