miércoles, 20 de abril de 2016

Alejandra Zarhi


La Callejera

La llaman “La Callejera”
¡qué sabes…!
Si ni siquiera sabe
hacia dónde va.
Tú no entiendes que corre
tras la esperanza ansiada
tras el calor del amigo
o tal vez de un nido
para amar en tibieza.
La callejera
la amiga, a quien todos
quieren escuchar.
A quien todas envidian
porque los hombres
desean besar.
Pero, no es una callejera
cualquiera…
Es la que tiende la mano
cuando le pides pan.
La que te da una palabra
de aliento, cuando el sufrimiento
te quiere ahogar.
Recorre las calles
buscando algo nuevo
para poder crear.
Esa callejera
la que tú así llamas
busca en las sombras
una verdad…


Imaginación suicida

Quiero lanzar mis angustias
al mar.

Anhelo despojarme
de tantos velos de desesperación.

¡Cuándo, cuándo!
Algún día, tengo yo
que reír de verdad
con el corazón.

Tantas dudas
me están cincelando las carnes.

¿Por qué no decirlo,
si esto que yo siento,
también, lo sientes tú?


Desde ahora

Desde ahora
ya no sentiré los inviernos,
ya no habrá helor en mis sentidos.

Sólo existirán soles,
quemándome los suspiros.

¡Si supieras tú…!
Desde ahora, el viento
será un canto de sirenas.
Las hojas secas se tornarán
en rosas rojas en mi jardín.

Desde ahora, las brisas serán,
como tus manos, explorándome
los senderos.

Desde ahora,
el aire será tu aliento,
fundiéndose en mi piel.

¡Desde ahora, desde ahora…!
Quiero ser tu sombra,
tu celosa vigía.
Aparecer ante ti, como el milagro
que nunca tuviste.


Alejandra Zarhi
Santiago, Chile

2 comentarios:

  1. Alejandra, me gustaron tus poemas por ser muy sentidos y me llegó hondo el primero, esas callejeras a veces mal juzgadas, tu poema les da frescura.
    Saludos
    Betty

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradezco tu lectura, querida Betty.
      Cariños
      Analía

      Eliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner