domingo, 13 de junio de 2010

David Fernández Rivera

-Vigo, Pontevedra, España-

La rosa


Creí regresar sobre la armadura
de un tallo
que ahora alza la cabeza
sobre las rodillas del silencio,
para contemplar que tras las viejas avenidas del cielo
el sol
ya es una lágrima.


Una mariposa al fondo gris…

Por veces,
creí verla entre la solapa traslúcida
de una mariposa negra.

Los ángulos de la ventana
eran espuma,
ahora que el alfeizar se tornaba
en el escaparate
donde los molinos juguetean con la sangre suspendida
en el recuerdo
de la lluvia.

Los sepulcros se abrían en cada suspiro de la avenida,
gimoteando estallidos
sobre la moqueta gris...

Sobre la lámpara,
el agua se diluía
hacia el cono de luz.
Allí se perdía una infancia.
Estabas tú…

Tras el jadeo de mis párpados,
el rojo se entumeció
con el color de un beso.

Al otro lado estabas tú...

Tras los cristales
seguirían desapareciendo lingotes de savia.
Fueron siete pasos
y tan sólo volví el perfil
para recordar cómo las cadenas del viento
suspiraban mi melancolía
sobre la soledad de aquellos soportales.
Era noche y no estabas tú.

Por el momento,
alguien sigue vagando solo
a las tres de la madrugada,
se estremece de frío,
cuando en la escalera del fondo
se entrecruzan los aullidos
con la quietud de los labios.

Bonjour, madamme…

El tiempo se va…


El olmo - IV

Él desconocía completamente su tristeza,
incapaz de recordar
su tierno
origen de campos.

Por ello
es tan grande la rabia
del que descubre
el péndulo de sus escritos funerarios
en un desacierto inculcado
desde el primer brote.

Una vida agitada
y noche perdida
como la lejanía
de desarrollarse
tan lejos de su esencia natural.

Sin embargo,
ésta seguirá ahí,
aunque sólo sea en la transfiguración del dolor

que provocan las alambradas.

………..........……………Poemas del libro Alambradas, marzo 2010

*************************************************************
Las circunstancias y situaciones dan color a la vida, pero nuestra mente es la que decide cuál va a ser ese color.
John H. Miller

*************************************************************

2 comentarios:

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner