miércoles, 24 de marzo de 2010

Luis Edgardo Soulé

-Nació en San Nicolás de los Arroyos. Reside en La Plata, Argentina-


Envidio
la levedad del agua del rocío
que yace en la llanura
refrescando las huellas de los muertos.

Celebro la madera
que recuerda la rama
la savia renacida
que presagia la sombra
el olor olvidado
de la infancia.

…………* * *

Hay una historia
detrás de cada llaga.

No es sólo transcurrir.
Hay que asumir la sombra y el silencio

……………………………mientras la tierra espera.

…………* * *

Levedad de la piel
esa extensión vacía
que rozan los recuerdos.

Y una memoria infiel
que sólo calla

…………* * *

El olvido derrumba la nostalgia.
Habita los umbrales de la noche
oculto en el celaje que enmascara las zarzas.

Es un descuido doloroso del tiempo
una desatención de la memoria.


…………* * *

Crucé el umbral.
Sólo encontré en la casa el tiempo detenido
sin señales de voces.
Tan sólo los vestigios de las sombras
encendiendo recuerdos.
Los patios memoriosos que nada dicen,
que olvidaron todo.
El silencio
no concede recuerdos, se aferra a las ausencias.
Todo huele a pasado, a lluvia desteñida.

……………………………………Sólo faltó la casa.


*************************************************************
Considero más valiente al que conquista sus deseos que al que conquista a sus enemigos, ya que la victoria más dura es la victoria sobre uno mismo.
Aristóteles

*************************************************************

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner