viernes, 7 de marzo de 2008

Irma Droz

Los que siempre estuvimos

Aquí estamos aún, los que siempre estuvimos,
volviendo del exilio de la idea y la palabra.
Aquí estamos aún, porque así lo quisimos.
El invierno ha pasado.
Hoy la savia reverdece.
Aún tiene sabor amargo…
Fuimos los muertos de pie y en carne viva,
testigos de la infamia, con los ojos vacíos
y nuestras manos huecas labrando la esperanza.
Con el frío en los huesos y el paso vacilante.
Con el llanto enmudecido
en algún rincón del alma,
y el miedo agazapado, como sombra a la espalda.
Pero aquí nos quedamos,
gastándonos los sueños
y sin otra fortuna que la de seguir estando,
porque el hogar, los hijos…
porque esta tierra nuestra,
porque el dolor, la Patria…
Porque aunque muertos y de pie,
seguíamos haciendo falta
como estandarte, para anunciar la vida;
como el mástil necesario para enarbolar la Patria.
El invierno ha pasado,
la savia reverdece,
en cada surco nuevo germina la esperanza
y de aquel sabor amargo que trepó a las gargantas,
hoy queda sólo un poco,
un poco…, casi nada.

Irma Droz - Santa María de Punilla, Córdoba

*******************************************************
Quien traiciona a los otros, traiciona lo mejor que hay en sí.
Luis Franco


*******************************************************

2 comentarios:

  1. Me has conmovido con este poema Irma. Me gustó, tu voz suena y también reverdece en mis espacios.
    Felicitaiones!

    Lily Chavez

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tus palabras, querida Liliana. Realmente conmovedor el poema.
    Un cariño
    Analía

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner