miércoles, 6 de junio de 2007

Gito Minore

Inauguración

Llegó a pie,
trayendo consigo
un pequeño bolso de mano
cargado con unas pocas palabras.
Ella sabía
que, para atormentar,
no era necesario
de la intervención
de muchas artimañas.
Cerró la puerta
a su paso,
acomodó lastres o cuatro pavadas
que daban vueltas
obstaculizando los pasillos
oscuros de mi alma,
recién alquilada.
Y, sin siquiera
calzarse el uniforme,
subió la persiana
y comenzó a despachar
penas al por mayor,
a todo cuanto pasaba.
Trabajó duro.
Solamente se tomó
un respiro
a la hora de la siesta
para contemplar
como el tiempo
se huracanaba volviéndose gris,
el día que la angustia
inauguró una sucursal en mí.


Fuerza íntima

Hay oportunidades
en que sólo
el mero asomo
de una fracción de tu sombra,
un simple hilo del vestido
de tu fantasma,
el más insignificante rastro
pasado de tu imagen,
alcanza
para abrir todas las puertas.
Todas.

Ambos poemas pertenecen al libro Plenilunio

**************************

El que tiene por oficio y herramienta el pensamiento y la palabra, si no conserva su total libertad de conciencia y conducta, es la negación de un escritor como un león enjaulado es la negación de un león en la jungla.
Luis Franco

**************************

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner