lunes, 20 de septiembre de 2021

Abel Otto Torre

Araña 

Teje la araña con su máquina tejedora.
Llora el conejo con su máquina lloradora. 
Tiembla el beso acumulado 
en la comisura del universo. 

Bala la oveja sacrificada en el templo, 
en el peñón indiferente. 
Trina el hornero buscando el gusano 
que es todo su elemento. 
En la horqueta se apoya con rectas y con curvas, 
y una rama conduce a una oruga a su frontera.
Escribe su historia con el pico ensangrentado y, 
si con su voz la dice… nadie escucha. 

Feraz el cielo y la tierra dan kilómetros a tus pies. 
Pero de pies no se trata, sino de la indiferencia 
que la distancia tiene por nosotros. 
Porque el tiempo de este punto al otro 
está en nuestra conciencia, pero de verdad no existe. 

Puedes caminar de rodillas, de pie, de canto o de perfil 
para llegar sin mover un pelo hasta mi puerta, 
y no golpees, porque abierta está para el caminante 
que tiene sed, o anhelos de triturar 
el dolor de las ausencias. 


Soy un cuervo 

Soy un cuervo. 
Un cuervo encorvado mirando flor.
Amarilis, la flor que tiene fluir, 
Y un ir. 
Un irse hacia la zumbona abeja
insectamente hecha y vestida 
en chupamiel. 

Y el cuervo ser que soy, 
ennegrado 
y capaz de sumar 
dos más dos gusanos, 
dos semillas, 
dosmasdos picosaurios 
y volar volandoairoso 
por dosaires 
por doscielos y ver 
con un ojo y otro ojo 
negramente el verdelejos 
si es que alejo 
las plumas del entrecejo. 

Porque ausente siempre ausente 
está plumón 
el arpón que me retiene 
y mi picana amarillenta/ ta/ta /tá 

Sienta usté 
señor don nadie, sienta 
acuérvese para encorvarse 
sobre flor y sus des/aires 
y mirar con corvos ojos
como no lo ha visto naides


Del libro del autor: Resonancias. Editorial Dunken, enero 2021 
Abel Otto Torre 
Córdoba, Argentina

4 comentarios:

  1. MUCHAS GRACIAS ANALÍA. FELICITACIONES POR TUS ENRIQUECEDORES VIAJES.
    TAO

    ResponderEliminar
  2. Me encuentro entre araña y cuervo: dos temas difíciles, bastante explorados. Y para más, con dos textos de una poética totalmente disímil, ambos bellos. Sin embargo estoy fascinada con el cuervo por su fluidez, su cadencia y su audacia lingüística.
    Gracias, Analía, por darlos a conocer.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos y autores que he seleccionado para esta revista literaria digital.
Recibe mis cordiales saludos y mis mejores deseos.
Analía Pascaner