jueves, 26 de marzo de 2015

Gladis Ataide

Momentos

               “No se recuerdan los días,
               se recuerdan los momentos”
                                 Cesare Pavese

He poblado de nombres el silencio.
Un torrente de sombras
en la mano rugosa
          de caminos y días.
En la ambigüedad de la memoria
sólo quedan los momentos
en el traqueteado viaje.
Instantes que son como pámpanos,
indelebles retazos
en la urdimbre compleja
       de la vida.

Amalgamados en horas,
relumbres fugaces en los cristales,
esos momentos conspicuos
      irisan el sueño de los tiempos.


Silencio y palabras

   El silencio duele, tiene olor a ceniza. Te envuelve con áspera piel, se entroniza en tu alma, la seduce… a veces la calma.
   En la oquedad otoñal la página sigue blanca. Estoy anulada como si unas sábanas taparan mis ojos. El vacío es más inmenso que nunca o es el nunca el que siempre ha estado vacío.
   Me pierdo en elucubraciones inútiles, choco contra muros pétreos. No logro cruzar el puente de vidrio que permita llegar a mis palabras hasta la hoja en blanco.
 
 ¡Que alguien dé la vuelta al folio para que pueda contar una historia!


Gladis Ataide
Balnearia, Córdoba, Argentina

2 comentarios:

  1. Hola Gladis...Te cuento que es tan difícil encontrar dónde leerte que, apenas vi tu nombre en el listado de Analía, pues...me vine a verte! Me encantaron tus letras, de verdad, y sé que los lectores de Con Voz Propia también las han de apreciar como yo.

    Un saludo cordial y sincero desde este vecino Chile.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu lectura, mi querida Amanda.
      Te envío mi cariño y mis mejores deseos para tu vida y la de tus seres amados
      Analía

      Eliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner