domingo, 5 de julio de 2009

Julio Bepré

-Poeta de Córdoba. Reside en Avellaneda, Buenos Aires, Argentina-

Sobradamente sé


Sobradamente sé que no existe abandono
y necesaria tengo para mí esta paciencia.
Miro la noche cuando se rinde al día
en medio de un intenso gorjeo matutino.
El cielo se avecina en algunos momentos
y toma ese matiz del ensueño celeste.
Vivo una gracia plena y alcanzo esta alegría
y vengo y voy y busco al caminar las horas.
Aquí estoy y me hablo o tal vez enmudezco.


Escuchar es saber

Escuchar es saber que con alguien dialogo.
¿Adónde vas entonces con tanta absurda prisa?
Algunos ya te vieron y un gallardo querube
aguarda con paciencia a unos pocos metros.
(La vida se me escapa como el instante al día
y he sufrido hasta hoy el peso de mi sombra).


Puerta estrecha

Encarnada y actual
o tal vez antigua e ilusoria
una tensión se muestra
en tus labios aún quietos.
Indigente te acerca algún respiro
este tiempo cubierto de fatiga.
Y avistas todo con benévolo apuro
bajo este cielo de cárdeno color.
Pero espera porque nada concluye.
No lleves nunca una mirada airosa
y no cruces jamás por la puerta más ancha.
La estatua es de sal y en su acecho continuo
la sed vendrá segura hasta tu ser.
Recuerda que la muerte se niega con la vida.


Si esa sutil palabra

Si esa sutil palabra no fuera proferida
y los labios guardaran la incógnita de siempre
caería el prodigio de las lluvias de enero,
la lucha de las horas ceñidas en el siglo
y algún dolor difuso al recordar un rostro.
Y si hay odio se vive una niebla infinita
porque un color agudo ingresa en cada ojo
y una existencia ofrece pero nada define.
Convertirse en recuerdo y todavía menos:
angostarse hasta ser como una voz jadeante
en un sinuoso día donde todo es distinto.

*************************************************************
Elige una mujer de la cual puedas decir: Yo hubiera podido buscarla más bella pero no mejor.
Pitágoras de Samos


*************************************************************

3 comentarios:

  1. La verdad que en este número Analía me has dejado muda, mis ojos se llenaron de una poesía magnífica, de autores con un alma que no para de vibrar y que tienen la suerte de saber transmitirlo. Felicitaciones para Julio en este caso, para vos, siempre.

    Lily Chavez

    ResponderEliminar
  2. Exquisita madurez en la poesía de Bepré.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por sus palabras, queridos Liliana y Simón.
    Para mí es un gusto publicar a Julio.
    Un saludo cordial
    Analía

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner