lunes, 22 de noviembre de 2021

Irene Bompas

119. Sin palabras 

¿Y si se nos acabaran las palabras? 
acaso las letras
¿podrían conjugarse en alguna oración
con sentido? ¿con emoción con sabor con color? 
quedaríamos huérfanos 
sin madre ni padre, solos 
sin qué decir qué hacer o qué sentir 
El mundo se volvería un hueco 
y qué decir de ese mundo!!!?? 
Entonces, 
cuando nada nos quede ya por decir 
cuando no tengamos cómo decir 
acaso, cuando eso suceda 
los cuerpos hundiéndose en desiertos de goce 
asoleándose en charcos de lluvia tenue 
podrían conjurar el milagro de acercarnos sin palabras… 


150 

Mientras duerme 
resopla el rostro la respiración ajena 
Que aletee el sueño el viento inalcanzable 
como la utopía que regresa de un viaje interminable 
¿O acaso nunca se ha ido? 
Como las hojas del espinillo aquel 
en Qhispikay 
Y en un instante fugaz 
todos los instantes 


154 

El Cerro Champaquí helado 
el viento lo abriga en su vuelo 
Más acá, qhispikay en el silencio 
Amanece y no hay nadie 
sola 
amanezco sola 
Adivino el artilugio de la razón 
y la magia de los malabares en el filo 
Desde allí como rocas limpias 
Translúcidas 
Llega el corazón helado. 


Irene Bompas 
Buenos Aires, Argentina

2 comentarios:

  1. El milagro de observar, meditar y expresarse sobre temas puntuales y hasta geográficos. Poemas que hacen volar la imaginación. Saludos.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos y autores que he seleccionado para esta revista literaria digital.
Recibe mis cordiales saludos y mis mejores deseos.
Analía Pascaner