jueves, 29 de julio de 2010

Zaidena

-Elortondo, Santa Fe, Argentina-

Mi Inocencia

He perdido mi inocencia ante tu instinto
que te llevó a sondear por mis caminos,
recorriendo sus recodos y sus ríos,
y almorzando en mis manjares y mis vinos.

He perdido mi inocencia ante tus ansias
imperantes, de placeres conocidos,
que tomaron como tuyos mis anhelos
transformando en pasión, lo maldecido.

Te erigiste como el hombre dominante
en el juego de una vida que empezaba,
saboreando el placer del caminante.

Y te erguiste ante el sueño complacido
de lujurias, ansias locas y favores,
soberano de la angustia y lo venido.

Te maldigo pues entonces, por mi vida,
por mi afán, por mi ilusión, por mi demencia,
pues lograste que hace mucho, mucho tiempo,
transformaras en angustias mi inocencia.


¡Ya no importa!

Inclúyeme en tu lista de conquistas
y ufánate ante el mundo que te he amado,
dile a todos que no sufres por mis cuitas
ni te importa que mi amor se haya alejado.

Grita alto que fui ingrata con tu vida,
que te herí, que te mentí, que me he burlado
que el camino recorrido fue sólo el de ida,
y que nunca valoré que me has amado.

Dilo fuerte, que todos compadezcan
a ese pobre mortal que fue burlado,
y así nadie te descubre ni te marca
¡de que fuiste sólo vos quien me ha dejado!


*************************************************************
Es raro, muy raro, que nadie caiga en el abismo del desengaño sin haberse acercado voluntariamente a la orilla.
Concepción Arenal

*************************************************************

6 comentarios:

  1. Dos poemas con la profundidad misma de la vida

    ResponderEliminar
  2. Analia, te hago saber que Zaidena ya no esta entre nosotros, realizo su último viaje el 6 de Agosto, he visto que la tienes entre los autores que publicas y quiero que tengas constancia de ello.
    Hemos perdido una estupenda amiga y persona y nos la legado sus letras las de una magnífica escritora.
    Un abrazo.

    Angels Martínez

    ResponderEliminar
  3. Apreciada Angels:
    Tu comentario me dejó sorprendida. Lo siento.
    Con Zaidena nos contactamos hace poco tiempo y no hemos tenido relación asidua.
    Envío mis respetos para vos y para toda su gente querida.
    Deseo que ella descanse en paz.
    Un saludo cordial
    Analía

    ResponderEliminar
  4. Querida Analía:
    Me encuentro visitando tu página y me detuve a leer los poemas tan sentidos de Zaid, como le gustaba que la llamen. Era mi amiga y compañera en este largo camino de la Literatura. Estoy muy triste por su partida. Ahora será nuestra luz, nuestro Ángel, ya que la llevaremos por siempre en nuestro corazón.
    Un abrazo
    Xenia

    ResponderEliminar
  5. Querida Xenia:
    Siento mucho la pérdida de tu amiga. Ella te acompañará siempre desde tu corazón.
    Mi cariño para vos y mis deseos que Zaidena descanse en paz.
    Analía

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner