martes, 24 de marzo de 2009

Alejandro Drewes

-Buenos Aires (Argentina)-

En torno a Karel Kryl: voz desde el exilio

Resuena esa voz, no se extingue en la loca carrera de los años. Pasaron guerras y revoluciones, los tanques de la Historia pasaron y sus garras de acero veloces y ciegas araron de nuevo los campos sembrados.
………………………………………………………………………………………………………
A Karel Kryl, en 1994:

Retumban los ecos desolados de la guitarra bajo rigurosa vigilancia, y la nieve sigue cayendo imparcialmente a derecha e izquierda de los trenes.
Blanco sobre negro, sobre rojo. Navidad de 1944, caminos del invierno a pura sangre y fuego, el futuro a la espalda entrevisto al otro lado del único refugio posible. La gorra de Clementis saludando a la nación inmóvil, vueltas de la Historia y sus grandes pájaros negros.
1968: excepto en Praga, primavera en todas partes. Los carteles de advertencia en cada calle y luego las piedras sin peso rebotando contra el acero de los tanques.
Kundera limpiando ventanas y tú empecinado cantando en medio de las fotos borradas, de las cintas quemadas, de los testamentos traicionados.
En lugares clandestinos tu canto y los ojos cada vez un poco más tristes, recordando otros ojos tal vez y un bosque perdido, un imposible paisaje de Moravia. Es otro el tiempo que te deja en la estación y esas cartas desleídas por el agua. Es otro ese tiempo y ya no vuelve.
Canta, hermano, para siempre canta, para los que ya no pueden escuchar. Por favor, con esa tu única voz, canta, no invites al silencio. No te caigas y canta como siempre, en tu lengua. Pues ya no se habla ruso en los bares y se alza un coro de violines hoy en el metro: la melodía es del mismo corazón de tu gente y tan tuya.
Arduo amanece un pálido hilo de sol entre nubes y borrasca, arduo amanece este día como si Dios mismo lo estuviera pariendo.


Alejandro Drewes

…………* * *

¡Hermanito, cierra la puerta! / Bratrícku, zavírej vrátka!
Karel Kryl, cantautor checo
(Kromeríz, Checoslovaquia, 1944 - Munich, Alemania, 1994)


No llores,
hermanito:
esto no son fantasmas
ya eres grande, muchacho
son sólo soldados
que llegaron en las casitas angulares
de hierro.
Con lágrima sobre párpado
ahora nos miramos uno al otro.

¡Quédate conmigo, hermanito!
Yo me preocupo por ti
en caminos serpenteantes,
hermanito, en tus zapatos pequeñitos.

Coro:
Está lloviendo y ya es oscuridad
Esta noche no será corta.
¡El lobo quiere su chivo, hermanito!

¿Cerraste la puerta?
No llores, hermanito, no gastes tus lágrimas
ignora los insultos y ahorra tu energía.
No puedes reprocharme si no vamos hasta allí
Aprende la canción
no es tan difícil.
Apóyate, hermanito.

El camino es fangoso.
Vamos a tropezar
y ya no podemos regresar.
Está lloviendo y ya es oscuro.

Esta noche no será corta.
¡El lobo quiere su chivo, hermanito!

¡Cierra la puerta!

http://www.es.wikipedia.org/wiki/Karel_Kryl
Podés escuchar esta canción en:

http://www.youtube.com/watch?v=DJ4WO7fanT4 con las imágenes de la invasión y ocupación de Praga por los rusos (1968)


*************************************************************
Mañana tal vez tengamos que sentarnos frente a nuestros hijos y decirles que fuimos derrotados. Pero no podremos mirarlos a los ojos y decirles que viven así porque no nos animamos a pelear.
Mahatma Gandhi


*************************************************************



8 comentarios:

  1. Brasil- 24 de marzo de 2009
    "Canta, hermano, para siempre canta, para los que ya no pueden escuchar. Por favor, con esa tu única voz, canta, no invites al silencio. No te caigas y canta como siempre, en tu lengua."A. Drewes

    Querido Hermano de la Vida:
    El texto que precede de tu autoría, es el deseo ferviente de quien/es tenemos el privilegio de leer/oír tus alabanzas. ¡Canta Siempre!

    Feliz y agradecida por compartir tus obras.


    Silvia Aida Catalán

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tus palabras, querida Silvia. Estuve leyendo algo en tu sitio web y me encantó esa frase del inicio: "Que no muera el hombre cual la ostra...".
    Un cariño
    Analía

    ResponderEliminar
  3. Bueno, estoy sin internet y medio atrasada con comentarios y todo pero al entrar a darle aunque sea una mirada a la revista, encontré Analía, excelente material y este trabajo de Alejandro Drewes, que es -para mí - uno de los mejores poetas de este tiempo y no lo digo por la amistad que nos une, aprendí que la palabra llega con una vibración especial cuando se le da la ubicación y profundidad que merece dentro de un texto. Y es siempre así, en los trabajos de Ale. Felicitaciones! Un abrazo.

    Lily Chavez

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por detenerse en este excelente texto de Alejandro, queridos Gustavo y Liliana.
    Un abrazo y mi cariño
    Analía

    ResponderEliminar
  5. Estimado Alejandro
    Me gusta la pelea por los ideales y te felicito por la reivindicación que hacés de este Cantor hermano que sirve para todos los tiempos!!!!
    Con cariño
    Graciela licciardi

    ResponderEliminar
  6. Pero esa voz y esa guitarra-oh, Kryl, con tu corazón roto- seguirán iluminando todas las tinieblas en contra de la violencia , del autoritarismo, de la marginación, de la desdicha, del abuso de poder...
    Pechos desguarnecidos, manos anhelantes, frente a tanques y a balas...RESISTIMOS
    Gracias, amigo, Ale querido, por esa sensibilidad que me estremece. No todo está perdido.
    Hermoso encontrar tus palabras llenas de vida y de deseos de justicia en esta revista. Felicitaciones a Analía.
    Mil abrazos
    Marisa Alvez

    ResponderEliminar
  7. Gracias por sus comentarios, queridas Graciela y Marisa.
    Sí... resistimos, mientras haya gente que muestra el dolor y el sufrimiento en el mundo, no todo está perdido.
    Muchas gracias.
    Reciban mi cariño
    Analía

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner