miércoles, 8 de octubre de 2008

José Víctor Martínez Gil

-México-

Pasión lectora
Se quitó las gafas para dormir. Después, las gafas se deslizaron y siguieron leyendo. Era una novela interesantísima.

Amo
El perro soltó a su dueño.

Infinitud
El árbol creció tan alto que tuvieron que talarlo. Y aún no acaba de caer.

Aplauso
Aquél mosquito, obtuvo como condena, ir al teatro.

Narcisismo
Cupido lanzó la flecha al revés.


Cuentos hiperbreves publicados en la Antología Mil y un cuentos de una línea, España (2007)

.............

3 comentarios:

  1. Florencio Quesada Vanegas10 de octubre de 2008, 0:56

    Alberto Dario Valenzuela, lleva el dolor en las manos, golpea el viento con los tambores del sol y la dignidad perdida de nuestra sangre de America. Lo felicito, es importante rescatar la tierra del condor desde las cenizas, cuando nos creyeron muertos.

    ResponderEliminar
  2. Fantásticos!!!
    Alicia Perrig

    ResponderEliminar
  3. Gracias Alicia y Florencio.
    Un cariño
    Analía

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner