miércoles, 8 de octubre de 2008

Alejandro Haddad

-Buenos Aires, Argentina-

Ella misma


Ella pasea por los humedales.
Si la miran, la verán pasar.
Cuando hay una flor se detiene a disfrutarla.
Cuando no, deja una gota de leche para que florezca.
En el lodo que recorre
están postrados los rostros de mujeres humilladas.
Levanta un occipital, un maxilar, un frontal izquierdo.
Rearma cráneos y les da pensamientos de libertad.
Que su madre y que su abuela,
según dicen, están ahí.
Que hasta que les encuentre los pedacitos
ella irá muriendo los días un poquito de a poco.
Que cuando estén reconstruidas,
les dará un soplo de beso que nunca hubo,
y se dedicará a vivir la vida en paz.
Así dice ella de ella misma:
me dedicaré a mí cuando deje de ser yo.


La Fosa

La mariposa de todas las albas
que se posa sobre tu nombre
regresa preocupada al fondo de la cuestión.

¿Cuántas enterradas como vos
son como ella sin darse cuenta?
¿Cuántas flores pasaron de estación
mientras la pregunta
de a qué cuerpo homenajean?

El viento pasa,
lame y arrastra la tierra
una sobre otra.
Yo sé que estás ahí,
aunque a veces, tantas mariposas
me confundan a quién.

……………………………….Poemas del libro Ellas surcando los tiempos (2008)

*************************************************
Todos los seres, todos los acontecimientos de tu vida, están allí porque tú los has convocado. De ti depende lo que resuelvas hacer con ellos.
Richard Bach

*************************************************

2 comentarios:

  1. Me gusta mucho lo que escribe Alejandro. Creo que es un verdadero poeta. Zulema

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tus palabras, Zulema.
    Analía

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner