miércoles, 11 de abril de 2007

Aldo Novelli

en medio de la ruta 22

a Carlos Fuentealba
fusilado por la policía

una columna de gente avanza por la ruta 22
son cientos, miles y se siguen sumando
van cantando, lanzando consignas al viento
de a ratos bailan y ríen
ríen como si el cansancio fuera una bendición
son maestros, profesores, alfabetizadores, alumnos
que van en pos de un mundo mejor
un mundo de hijos y padres con ansias de sabiduría
para crear un mundo nuevo de hombres y mujeres libres.

esos maestros reclaman pan y libros
esos alumnos reclaman palabras y sueños
maestros y alumnos aprietan una tiza en la mano
y el cielo del desierto del sur
es un inmenso pizarrón de esperanzas aladas.

entonces aparecen los esclavos del poder
con esos uniformes manchados de inagotable sangre
desde hace mucho tiempo, desde hacen tantas muertes
y la orden del poder es: REPRIMIR
“repriman a esos hombres y mujeres
que muestran una luz en medio de la oscuridad,
y elijan a uno para escarmentarlos,
a uno que enseña en un barrio tomado por la necesidad
en una villa con hambre de conocimiento y sed de justicia,
elijan a uno y FUSÍLENLO por la espalda
a un metro de distancia
apúntenle directamente a la cabeza
destrocen esa cabeza que piensa y enseña
ahí adentro se esconde el mayor de los peligros
ahí adentro se esconde la LIBERTAD.”


Voces II

Son mis voces que gritan su dolor.
Son ellas que se emocionan con la luna
cuando el silencio se amotina en los otros.
Son las mismas que en la noche profunda
forman una tribu de palabras desconocidas
que se levantan en pie de guerra
en el abismo de mi garganta.
Son esas voces que gritan su pavura
mientras otros, allá afuera
se alimentan de oxidadas brújulas
y de la astucia de los mudos.

Del Libro inédito Pasajeros del Vacío

**************************************

Lucho porque no quiero que nos roben más las mieles de nuestros panales.
Tupac Amaru

**************************************

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner