domingo, 27 de agosto de 2017

Editorial


revista literaria con voz propia nº 76

                  agosto 2017


                          publicación creada en noviembre de 2006
                             distribución y publicación gratuitas
                              ISSN 2314-0275




¡Ojalá pudiera mostrarte, cuando estás solo o en tinieblas, la asombrosa luz de tu propio ser!
Hafez de Shiraz




Me preguntas cómo…

Me preguntas cómo me volví loco. Ocurrió así: 
Un día, mucho antes que nacieran los dioses, desperté de un profundo sueño y descubrí que se habían robado todas mis máscaras, las siete máscaras que había modelado y usado en siete vidas.
Huí sin máscara por las atestadas calles gritando: “¡Ladrones! ¡Ladrones! ¡Malditos ladrones!”.
Hombres y mujeres se reían de mí, y algunos corrieron a sus casas temerosos de mí.
Y cuando llegué a la plaza del mercado, un muchacho de pie sobre el techo de una casa, gritó: “¡Es un loco!”.
Alcé la vista para mirarlo y por primera vez el sol besó mi rostro desnudo y mi alma se inflamó de amor por el sol y ya no deseé más mis máscaras. Como en éxtasis grité: “¡Benditos, benditos sean los ladrones que me han robado mis máscaras!”.
Así fue como me volví loco.
Y he hallado libertad y salvación en mi locura, la libertad de estar solo y a salvo de ser comprendido, porque aquéllos que nos comprenden esclavizan algo nuestro.

Gibrán Khalil Gibrán, de El Loco



  
Y hay alegría porque (…) no importa cuán lejanos y desconectados estemos, siempre podemos volver. Independientemente de la cantidad de capas que nos envuelvan y de la cantidad de ira que nos consuma, no estamos atascados. Todavía existe una posibilidad.
Eliana Cline

  

             revista literaria con voz propia
 Inscripción Registro: ISSN 2314-0275
             Edición y dirección: Analía Pascaner
             San Fernando del Valle de Catamarca
             Catamarca – Argentina

  

Porque el dolor compartido es más llevadero. La clínica sirve a los pacientes, pero más me sirve a mí. Todos tenemos demonios en los rincones oscuros del alma, pero si los sacamos a la luz, los demonios se achican, se debilitan, se callan y al fin nos dejan en paz.
Isabel Allende

2 comentarios:

  1. Las sociedades viven con máscaras cambiantes muchas veces. Tal vez porque es màs difícil mostrar el rostro propio o tal vez sea temor, vaya a saber.
    Saludos Analìa y mil gracias por tu aporte a las letras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras y tus conceptos, Gustavo.
      Cariños y mis mejores deseos para ti y tu gente
      Analía

      Eliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner