jueves, 9 de octubre de 2014

Raquel Piñeiro Mongiello

Rosas rojas

Tengo una palabra escrita en las arterias
y miles de sensaciones que conmueven,
temores en las dos manos
y pensamientos revolucionando pulsos.

Tengo una corteza, a pleno, que se defiende
detrás de estos poemas,
el cielo de rodillas en las fogatas
y recuerdos ante el espejo.

Tengo la vida en juego y un no me olvides
haciendo cosquillas en la magia del precipicio,
un discurrir de la vida y todas las dudas
en el silencio de mis huecos.

Tengo atrapados los te quiero,
y montones de rosas rojas en el hábitat
de sueños que guardo,
quién sabe desde cuando.


Pigmentos

Veo sobre el horizonte,
como un cielo envuelto de lilas,
se pierde a lo lejos
o tal vez como nunca
sienta la serenidad del día.
Entonces pienso
desde esa sensación
dónde esconderé mis esquirlas,
dónde desmadejaré
mi tarde desabrochada,
dónde, guardaré
el rebaño de tantas voces
que hacen me vaya de mí
porque socavan mis cortezas.
Y no sé qué hacer cuando
rebeldías toman aliento,
sacuden fachadas y con fuerza
empujan ese barro dolido
que fuera de sí, rompe cadenas
de sombras y de frente
quiere ponerle a la vida
todos los pigmentos
de una luna llena.


Raquel Piñeiro Mongiello. Funes, Santa Fe, Argentina


--
Tu corazón está vivo. Sigue escuchando lo que él tiene para decirte.
Paulo Coelho
--

2 comentarios:

  1. UN ABANICO DE IMAGENES MUY BIEN ARMADAS Y EXPRESADAS EN LA POESIA DE RAQUEL MONGUIELLO, UN PLACER LEERLAS ! SALUDOS Graciela Chajud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus conceptos, querida Graciela
      Saluditos, que estés muy bien
      Analía

      Eliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner