miércoles, 23 de enero de 2013

Ian Welden



-Copenhague, Dinamarca-

El encuentro

Por ahí
entre mis sueños estrafalarios
apareces tú
dulce como un hogar
cansada por tu viaje
desde los pies del planeta
hasta mi lecho norteño.

No alcanzo a tocarte
y ya te has ido
con tus maletas
y sonrisas y rosas
de regreso a tu cama sureña
y a tus propios sueños estrafalarios.


El beso robado

Caminando por una mañana de sol
en un país que hasta entonces no había existido
con mi soledad incrustada en mi mochila
y los hombros encaramados en mis orejas
para fingir agresividad y bravura
me encontré de pronto con un ángel
que me hechizó y robó un beso.

El beso duró hasta la noche
a orillas del Canal de la Muerte
donde el ángel me sonrió dulcemente
me robó mi mochila con todos mi recuerdos
y emprendió vuelo con sus poderosas alas de vampiro.


Monólogo de un padre

Para Helene y Sidsel

Llegaron de prisa a un mundo extraño
donde había volantines y helados de frutilla
pero también muecas amargas en el viento
y seres recogiendo migajas
en los basureros silenciosos.
Se encontraron con un padre singular
que reía y cantaba y a veces lloraba
y proveía un techo cálido
e infinitas noches de ausencia.
La madre era laboriosa
y las alimentaba con su leche dulce
en los crepúsculos eternos.
Vivieron el desastre de su planeta
una fría madrugada de invierno
y comenzaron a desconfiar para siempre
del viejo pascuero.
Ahora las veo escalando montañas
cruzando puentes y caminos ocultos.
A veces hay goteras oscuras en sus frentes
que yo ya no puedo secar
o sonrisas secretas en sus corazones
que tanto quisiera compartir.


***********************************************
El querer lo es todo en la vida. Si queréis ser felices lo seréis. Es la voluntad la que transporta las montañas.
Alfred Victor de Vigny


4 comentarios:

  1. Buena textualidad, atraen por el manejo preciso de los sentimientos y sus imágenes, un gusto leerte, Ian.
    Betty

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus apreciaciones, querida Betty.
      Cariños
      Analía

      Eliminar

  2. Hola, Analía, precisamente el 28 de enero de 2013 la muerte sorprendió a Ian Welden. Muchas gracias por haber publicado esta muestra de su magnífica obra que no fue sólo poética sino en prosa, música y arte gráfico.

    Parte de su obra se recoge en su blog Fugacidades.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apreciada Melba:
      Lamento lo sucedido, deseo tengan consuelo su gente amada.
      Ya pasé por el blog Fugacidades, gracias por compartir.
      Recibe mi cariño y mis deseos que puedas sentirte bien incluso en medio del dolor
      Gracias por acercarte, Melba
      Analía

      Eliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner