jueves, 29 de julio de 2010

Amanda Espejo

-Quilicura, Chile-

En rouge


Cuando calzo en rouge, el deterioro retrocede hasta el comienzo de las ganas, y ya no existe evidencia que entorpezca la urgencia de mis piernas.
Lozanas, prietas, mis pantorrillas brincan en dos el sendero culebrón, serpiente ondulante y llevante hasta el dominio de tu nombre.
Por el callejón del Campanario un coro de hojas secas cruje y se queja bajo mis pasos de fuego.
¿Será gemido o canción?
¿Y… es que no son la misma cosa?
Me excita al máximo su requiebro de sometimiento… pienso… en la delicadeza con que he de caminar sobre tu columna.
Pienso… en la promesa oculta en cada una de tus vértebras y en el poder de mi andar sobre tu cuerpo, así, en rouge, podré pisarte de punta a extremo, asolarte desde el alma hasta la punta de los dedos, hundirme en tus costillas hasta el pensamiento mismo, zapatearte las nalgas, doblegarte el sexo con la suela y el tacón y, estoy segura de que nada, NADA va a impedir el goce de ambos hasta el momento extremo del descalce, cuando, extasiados y extenuados de tanto goce doloroso, dejemos a la vera del colchón (amorosamente alineados), este par endemoniado de zapatos en rouge.

Casi...

-¡Casi…! -me dijiste.
Luego, te deslizaste sobre mi cuerpo y te recostaste a mi lado con tus ojos cerrados.
Casi… también pensé yo. Y tal como tú entrecerré mis ojos porque, en ese instante, las paredes del cuarto, las cortinas y hasta el espejo comenzaban a derretirse lentamente, como cera al sol, mientras tu orgasmo nonato se escapaba por la ventana agarrado al último de tus gemidos, robándose para ello una de las pequeñas alas que suelen brotarme en la espalda.
Yo, resignada, te regalé mi brazo izquierdo para que anidaras tu sueño en el hueco de mi axila, mientras los dedos de mi otra mano recorrían mi vientre rememorando su antigua tersura, la firmeza huída de mis senos y el calor fulgurante que alguna vez me provocó el sentir socavada, inundada y avasallada por el tamaño preciso la cuenca húmeda que esconde mis secretos entre una y otra pierna.

………………Textos tomados del sitio web de la escritora
……………… http://sobrevuelosycaidas.blogspot.com

*************************************************************
Cuando nuestros sueños se han cumplido es cuando comprendemos la riqueza de nuestra imaginación y la pobreza de la realidad.
Ninon de Lenclos

*************************************************************

8 comentarios:

  1. EXCELENTES TEXTOS DE AMANDA!
    Felicitaciones a la autora...

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Maritza. Es un gusto contar con la voz de Amanda.
    Un saludito
    Analía

    ResponderEliminar
  3. Querida Analía, por lo visto, el mundo es pequeño!
    Vengo hasta aquí para agradecer tu generoso gesto de publicarme en tu revista, y me encuentro de partida con Maritza, a quien aprecio y admiro tanto.
    Dice bien de tu lindo espacio Analía, porque personas bellas cruzan las montañas para solazarse en él y en la poesía que nos brindas.

    Un gran abrazo desde este vecino CHILE.

    ResponderEliminar
  4. Mi querida Amanda:
    Muy agradecida por tus apreciaciones y elogios acerca de espacio literario de la revista con voz propia.
    Para mí es un gusto tenerte aquí y me agrada saber que compartís publicación con una amiga.
    Mi abrazo y mis buenos deseos para vos y tu gente.
    Analía

    ResponderEliminar
  5. Amanda, un gusto leer tus textos.
    saludos
    Anahí Duzevich Bezoz

    ResponderEliminar
  6. Querida Anahí:
    Muchas gracias por leer los escritos de Amanda.
    Un saludito
    Analía

    ResponderEliminar
  7. Querida Amanda, tenía que escuchar tu propia voz de esa manera límpida en estos relatos que me han gustado mucho. Estas de acuerdo con que te publiquemos en EL BLOG DE SESAM con tu foto y tus datos (con brevedad(
    Lugar de nacimiento y residencia. Géneros que practicás. Distinciones y publicaciones.
    Quisiera publicar estos relatos y tu foto. Mandame todo a elhilyellaberintoradio@hotmail.com
    Te agradezco lo que nos has publicado y quería cumplir con vos con algo acorde. Te pedía un poquitito más de tiempo. Contestame pronto.
    Un beso
    Isabel

    ResponderEliminar
  8. Querida Isabel:
    Gracias por leer los textos de Amanda.
    Por mail respondí tu consulta.
    Mi cariño
    Analía

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta publicación literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner