sábado, 7 de febrero de 2009

Editorial

con voz propia nº 27 - febrero 2009

revista literaria




....................Pies, ¿para qué os quiero si tengo alas para volar?
............................. .................... ....................Frida Kahlo




Es muy cierto que estamos rodeados de frívolos, de corruptos descarados, de mediocres encarnizados, de tenaces olvidadores. (...) Pero también es cierto que si miramos al país interior descubriremos personajes formidables que inventan desde los escombros y desde la malaria, que hacen cosas prodigiosas, que no se entregan a la galopante hiperinflación del desánimo colectivo. Esos personajes tienen un rasgo común: son, todos, jóvenes. Jóvenes de 15, de 18, de 30, de 60, de 90 años. No importa la profesión, el oficio o nivel social. Estos personajes son sabios, porfiados, corajudos, originales. Son como linternas. Son los únicos héroes. Los ejemplos están aquí, abajo. Hay otros habitantes, primordiales, luminosos, creativos, ejemplares. Ellos sostienen la gran pulseada. Son contagiosos. Vayamos por ellos. Vayamos con ellos. Encontrémonos en ellos.
Rodolfo Araceli



.......................Derrumbamiento

.......................Te has derrumbado
.......................alguna vez
.......................sobre ti mismo
.......................arrastrado por las ruinas malherido
.......................mirado sorprendido
.......................los destrozos
.......................y pensado:
.......................soy yo?

.......................los presentes,
.......................bueno, todo el mundo,
.......................te miran exigentes
.......................recomponte

.......................te tambaleas
.......................te agachas por un pedazo
.......................luego por otro
.......................luego por otro más

.......................e intentas la reconstrucción.

……Thurídur Gudmundsdóttir (Islandia, 1939)
……Traducción de José Antonio Fernández Romero


…………………………………………* * *

.......................La mejor solución

.......................La resignación se encarga de arreglar casi todo:
.......................poco a poco se forma una suave costumbre del dolor.
.......................Eso acontece sin protestas y sin vivas.

.......................Uno se esfuerza hacia arriba
.......................y se acostumbra hacia abajo.

.......................No son las revoluciones, sino las resignaciones
.......................las que han permitido al hombre que viva,
.......................si es que en realidad ha vivido.
.......................Nadie, sin embargo, ha sobrevivido.

.......................Es posible arreglar las jubilaciones,
.......................pero las resignaciones se arreglan sin nadie.
.......................Alivian poco a poco y sin cesar todas las instituciones
.......................de las obligaciones y de las opiniones.
.......................Y el ocaso, sonríe.

……Harry Martinson (Suecia, 1904-1978)
……Traducción de Octavio Paz




Las mismas palabras pueden ser triviales o extraordinarias según la forma en que se digan. Y esa forma depende de la profundidad de la región en el ser de un hombre de donde procedan, sin que la voluntad pueda hacer nada. Y, por un maravilloso acuerdo, alcanza la misma región en quien las escucha. De tal modo, el que escucha puede discernir, si tiene alguna capacidad de discernimiento, cuál es el valor de las palabras.
Simone Weil
…………………………………
…………………………………

......................................
.....................................Edición y dirección: Analía Pascaner
.....................................San Fernando del Valle de Catamarca
.....................................Catamarca – Argentina
..........................................
.........................................

7 comentarios:

  1. Bien por la selección del Editorial, textos que dicen mucho, -lo de la resignación es un análisis sociológico, más allá de que uno del posible, o no, acuerdo con el autor, Lo de Araceli es un llamado a la acción y a la esperanza. Lo del para mí desconocido Thurídur, es así, parece nomás, que somos todos iguales los hombres, tanto en Argenina como en la lejana realidad de Islandia. Y lo de Simone Weil es brillante, cierto y brillante. Muy buena revista Analía, alguien que "se entrega a la galopante hiperinflación del desánimo colectivo".

    ResponderEliminar
  2. Como siempre querida Analía, excelente selección.

    Un abrazo.

    Lily Chavez

    ResponderEliminar
  3. Como de costumbre muy buen material, gracias Analía

    ResponderEliminar
  4. Te comento es la mejor manera de seguir unidas te dejo besos y te espero cada día

    ResponderEliminar
  5. Gracias por tu revista, Analía. Me encanta. La foto de Agus, preciosa. Siempre os recordamos.

    ResponderEliminar
  6. Excelentes poemas ani, gracias...
    Besos gus.

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias por sus conceptos y su estímulo, queridos Luis, Liliana, Página gris, Mucha, Myriam (querida mía!) y Gustavo.
    Gracias por tomar su tiempo para leer y comentar los textos de la revista con voz propia.
    Un abrazo
    Analía

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner