viernes, 9 de enero de 2009

Lydia Pistagnesi

-Banfield, provincia de Buenos Aires, Argentina-

Primer peldaño “Aurora de amor”

Eleva su plegaria la hojarasca.
Un ruiseñor anuncia
que desde el vientre de la ausencia
llegan los recuerdos
para acariciar mi soledad.

Segundo peldaño “Mediodía de recuerdos”

Regresar
con el resplandor del misterio
hacia el principio de la creación,
sin ambigüedades ni culpas.

Tercer peldaño “Tardes de reflexión”

Busco mi alma
después de la tormenta
en escarpados exilios de dolor
donde una vez
quedó olvidada la inocencia.

Cuarto peldaño “Crepúsculo de recuerdos”

El crepúsculo
habita espacios sin horizonte,
mientras estrellas enmascaradas
descorren el telón imaginario
de la noche.

………………………………………Del libro En el nombre del Ángel

*************************************************************
No enumeres jamás en tu imaginación lo que te falta. Cuenta, por el contrario, todo lo que posees. Y verás, en suma, que la vida es y ha sido bondadosa y desinteresada contigo.
Amado Nervo

*************************************************************

5 comentarios:

  1. Analía, me podrías pasar el mail de Maximiliano Sacristán, el de los textos de Exoticidades 3, más precisamente pro lo de El calígrafo del reino. Tengo idea de renovar el blog de El camino del libro -tengo que buscar mis apuntes aún!-, y abrir una sección con textos vinculadoa a ese tipo de temas. / Te citaría, por supuesto, al incluir estos.
    Gracias. Espero que andes bien.

    ResponderEliminar
  2. Querido Luis, aprecio y agradezco que hayas tomado tu tiempo para leer los textos del sitio web de la revista con voz propia.
    "En privado" creo haber respondido tus inquietudes, verdad?
    Un abrazo y mi cariño
    Analía

    ResponderEliminar
  3. Gracias amiga por publicar los pensamientos de los cuatro peldaños de mi libro "En el nombre del Àngel"
    Dejo para tus lectores este regalo, Esta dedicado al àngel que inspiro ese libro

    Una vez, existiò un hombre con ojos de niño y sueños de àngel.
    Un hombre que llegò a mi vida en su momento mas àlgido, pues mi jardìn, de la noche a la mañana se habia transformado en un pàramo, y tuvo la claridad para sembrar en èl, nuevamente, la semilla de la esperanza.
    No habia en ese hombre, ni un àpice de egoìsmo, su objetivo consistìa en, regalar sonrisas, dar bienestar al pròjimo, crear escuelas, cumplir sueños y embellecer todo lo que tocaba. Asì era feliz.
    Alejado del lujo de la gran ciudad y refugiado en un paraìso escondido, pudo llevar a cabo su obra, trabajando sin esperar reconocimiento alguno, humilde como Jesùs....¿Era oto Mesias?,quiàz, pues partiò como èl, silenciosamente.
    Quedò allì, inmolado junto a su discipulo mas querido. (Catita), en medio de la ruta, la misma noche en que volvia a nacer el niño Dios para salvar a la humanidad.
    Su pesebre fue el camino, lo acunaron las estrellas mientras un manto carmesì, lo invitaba al sueño eterno. Su verdugo, un inconsciente manejando a gran velocidad sin medir las consecuencias.
    Alli, quedo dormido el gigante...Y truncos los sueños de un hombre bueno, que por querer salvar al mundo, entregò su vida en aras del amor.

    Para usted profesor Abel Elizalde, con la promesa de tomar sus banderas y llevarlas con la misma fuerza con que usted las enarbolò a lo largo de su vida.
    Gracias
    Con amor y admiraciòn
    Lydia Raquel Pistagnesi.

    Era tu reino
    un oasis,
    y tu ternura
    un remanso.
    Eran tus ojos
    la calma,
    y tu sonrisa descanso.
    Eras un àngel
    y un hombre

    No sabes como te extraño

    Querida Analia, este homre fundo 55 escuelas agrarias , algunas en Ente Rios,( Su provincia Natal) y el resto en Misiones. Ademas de profesor de letras trabajaba en la Facultad de Frontera en Barracaò(Brasil) com asesor del Rector, Sr. Seddi Zanella ,y encontrò la muerte viajando el 24 de Diciembre, hacia Capiovì, Tenia proyectos maravilloso y fue una terrible perdida para la humanidad y para todos aquellos que lo amamos

    Lydia Raquel Pistagnesi

    ResponderEliminar
  4. Maravilloso, profundo y sentido homenaje, querida Lydia. Por su calidad de ser humano, siempre vivirá en el recuerdo de cada ser que lo conoció o supo de él.
    Gracias a vos por permitirme compartir tu voz con los lectores de esta revista literaria.
    Un abrazo y mi cariño
    Analía

    ResponderEliminar
  5. Gracias Analia por difundir tan bella poesia, sin duda Lydia Pistagnesi no deja de asombrarnos con su pluma y su sensevilid


    Alberto

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner