lunes, 20 de septiembre de 2010

Enrique Anderson Imbert

-Argentina, 1910-2000-

Tabú

El ángel de la guarda susurra a Fabián, por detrás del hombro:
-¡Cuidado, Fabián! Está dispuesto que mueras en cuanto pronuncies la palabra zangolotino.
-¿Zangolotino? -pregunta Fabián azorado.
Y muere.

………………………………………………………Fuente: www.ciudadseva.com

*************************************************************
Eres sólo un puente entre dos fechas, un puente del que deberías desconfiar.
Daniel Martín (en Gaviotas de azogue 68)

*************************************************************

2 comentarios:

  1. qué bueno este microrelato, en pocas líneas el autor logra contar la historia, y con humor además. Gracias

    (ALBIN)

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tus palabras, Albin.
    Un saludo cordial
    Analía

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner