miércoles, 10 de septiembre de 2008

Mario Capasso

Escena en movimiento

Un hombre sube a un taxi, a poco de andar el taxista lo reconoce y se lo hace saber, que lo vio anoche, le dice, que en realidad lo ve todas las noches, y que nadie lo moleste a esa hora porque lo mata, que está muy bueno el programa, que lo ve desde que empezó, al principio porque le gustaba a su mujer pero luego él también se enganchó, que su personaje es, lejos, el mejor de todos, y está seguro que de un momento a otro va a descubrir que su madre no es su madre, que se va a casar con Elena finalmente, y que ese Garrido las va a pagar todas juntas, qué, cómo, ah, que Garrido es usted, no puedo creerlo, uh, qué chambón que soy, cómo pude confundirme si anoche vi el programa, en realidad lo veo todas las noches, largo el taxi y llego a casa y mientras como algo lo miro, se lo juro, muy bueno, che, muy bueno el programa, desde que empezó que lo vengo siguiendo, y estoy seguro que Daniel va a descubrir de un momento a otro que su madre no es su madre y que al final se va a casar con Elena, y van a ser muy felices, la pareja más feliz del mundo, mal que te pese a vos, Garrido, hijo de puta.


Mario Capasso - Buenos Aires, Argentina
http://www.textos-en-escombros.com.ar/


………………………………………
Texto tomado del sitio web del autor

******************************************************
Un hombre que no se alimenta de sus sueños envejece pronto.
William Shakespeare

******************************************************

2 comentarios:

  1. Mario: Tus prosas tienen compromiso y se ejecutan con finales sorprendentes. Me gusta mucho leerte.
    Un abrazo de Víctor H. Tissera

    ResponderEliminar
  2. Coincido, querido Víctor, el final es directo, todavía me sonrío cuando recuerdo el cuento.
    Un abrazo
    Analía

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner