miércoles, 10 de septiembre de 2008

Marcela Predieri

Sauce hacia el oriente

Este árbol
nublado de hijos y de viento
acalla caminos de calandrias en la penumbra

Temeroso de bandadas
amputa la soberbia del ocaso

Es yerro en el horizontote del equilibrio
extendido almanaque
donde el nido de la noche tiembla

Ese árbol de seis brazos se sostiene
a pesar de mí
que no voy a echar frutos

No sea cosa que sembrando celajes
sea gestado mi séptimo hueso
y el tiempo se haga carne
por qué no verbo y redención

Aquel sauce repite orillas
y me da tanta pena verme así
con cuerpo de hoja


Hay que ensuciarse los ojos

Hay que ensuciarse los ojos
y ver sus cuellos que se arquean
a abrasar la muerte

Hay que mirarlos
como árboles amarrados a sus huérfanos
entre el polvo y las barajas

A ellos
…………de hembra alguna
que tienen precio de orgía
y besan en el agua
…………las huellas del deseo que saben mutilar
que sólo conocen la lengua de su espejo

que no pueden evitar
ser soga de mendiga colgada a sus monedas
pan en la boca de un tigre
nudillos al borde de no importa qué
……………………………………………………plegaria manoseada

Hay que saber desnudarles el pellejo
sepultar sus rodillas
masticarlos como a hostias
desgastarlos como a un centavo ciego
y dejarlos inmóviles de tiempo
para ver lo que esconde la sepultura de sus cejas
y descubrir por fin
que lloran como cualquier mortal
y que como a cualquier mortal
la madre los traiciona

Y serán tan bellos cuando lloren
cuando los veamos morder
con oficio de Dios
ese miedo de pájaro a subirse a los ojos de los gatos
mientras yo los araño


Marcela Predieri - Mar del Plata, Buenos Aires, Argentina. Directora de la revista La Avispa y los grupos de estudio y creación literaria Delapalabra.
www.delapalabra.com.ar

******************************************************
Todos creen que tener talento es cuestión de suerte; nadie piensa que la suerte puede ser cuestión de talento.
Jacinto Benavente

******************************************************

3 comentarios:

  1. gracias marcela
    por la palabra

    un abrazo
    alba

    ResponderEliminar
  2. Marcela: Hermosos, muy hermosos tus poemas.Dicen tanto.
    Víctor Hugo Tissera

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias queridos Alba y Víctor. Y gracias Marcela por permitirme compartir tus poemas.
    Un abrazo
    Analía

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner