miércoles, 13 de junio de 2012

Diego Cardozo

-Gobernador Virasoro, Corrientes, Argentina-

A Joaquín

Sueños que sueñan tus sueños
En una noche cualquiera
que van tus pies dormidos
por las viejas veredas…
Un rocío riega tu tenue cabeza
y en tu pecho se anida todo el dolor…
Y tu pobreza…
La noche es larga como tu vida sedienta
Tu mirada limpia y tu voz macilenta
van buscando un abrigo en esta selva hambrienta.
Todos caminan a tu lado sin saber siquiera
que lo único que deseas es el juguete de la vidriera;
y en tu bolsillo una sola moneda y
un pedazo de pan que será tu cena…
Hay en tu silencio una gran elocuencia,
y en tu mirada,
niño…
Una tierna inocencia…
Mientras la luna despierta en la noche serena
vas buscando el refugio
que calme tus penas…
y en hastío mar de estrellas
tus ojos cansados otra vez se cierran.
Ya mañana volverás a la vidriera
a soñar con el juguete que tanto quisieras;
Mientras tanto duerme que en esta noche serena
un ángel vela por tus sueños desde la vidriera.


Dónde van tus sueños

A donde vuelan los sueños
con los ojos
callados,
cercenados los pasos para no buscar
otros caminos.
Quiméricos mundos sumergidos
a las profundidades más silenciosas…censuradas de voz;
Adónde vuelan,
pequeñas aves de alas rotas
sin más temor que ver su cielo
aniquilado.
Y en medio de una primavera hostil,
el más crudo de los inviernos
les dio sólo su piel para ser.
Adónde vuelan,
corazones osados, si las lágrimas llenarán los ríos
y te encontrarán al final.
Adónde vuelan,
si las huestes del dragón están de vuelta…
dónde llevaron sus sueños,
dónde su sed de justicia.
Tras su vuelo, un perfume rancio
-venganza y muerte- pero,
en el pueblo tu voz sigue
gritando…
tus sueños no se sumergieron
siguen su vuelo…


*************************************************************
Las cosas no valen por el tiempo que duran, sino por las huellas que dejan.
Proverbio árabe

*************************************************************

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner