lunes, 19 de septiembre de 2011

Analía Pascaner

-Nació en Buenos Aires. Reside en Catamarca, Argentina-


………………………………………………………………………A GP, en mi recuerdo

El gris de sus ojos resplandece. Sus palabras surgen a borbotones. Sonríe. Su mirada adquiere un color picaresco y vuelve a ser ese niño expectante, mirando el horizonte desde el andén pegado a las vías. Tiene urgencia porque sabe que ese recuerdo no debe esfumarse: su abuelo llegando en un carro tirado por dos caballos, los cinco centavos tintineando antes de deslizarse desde manos enguantadas, la carrera de los hermanos hasta la heladería del pueblo. Instantes más tarde su mirada se torna transparente y se pierde en algún rincón impenetrable. Ya no hay conexión posible.
Generoso y solidario, decidido e inquieto. Brillante y sagaz, inteligente y ágil. Perfeccionista e implacable, la gente de su entorno sabía el precio a pagar al escurrirse algún error. Se postergó cada día priorizando su trabajo, para dar una vida digna a su familia.
Nunca permitió aflorar sus sentimientos. Jamás una lágrima rodó por sus mejillas jóvenes. Su alma sensible aprendió a callar. Sólo quienes comprendían la expresión de sus ojos grises, sabían de su pena o su alegría.
Los años cayeron encima suyo. El tiempo dibujó severas grietas en su frente ancha.
Las ropas oscuras contrastan con su palidez. Sus dedos delgados parecen enredarse entorpeciendo los movimientos de sus manos pulcras. Su corazón gastado por el amor a una mujer. Su mirada y sus palabras denotan desazón por este mundo, mientras protesta: no sé adónde vamos a ir a parar
Su piel es un traje demasiado grande y lo tolera en silencio y con pesar, viendo transcurrir sus días desde una ventana, entre naipes solitarios esparcidos sobre un mantel raído, naipes tan solitarios y ajados como él mismo.
El desánimo acompaña sus pasos. Se siente viejo y agobiado, ya no tiene ilusiones ni sueños, algunos proyectos se concretaron quedando otros muy atrás en el camino. Su mirada y su mente dejaron de brillar hace tiempo.
Sólo espera. Sabe que algún día llegará ese momento en que descansará para siempre de esta vida que tanto esfuerzo y sacrificio le costó andar.

………………………………….....………......……………noviembre 2002 / julio 2011

*************************************************************
Por decir lo que pienso, sin pensar lo que digo
más de un beso me dieron y más de un bofetón.
Joaquín Sabina

*************************************************************

12 comentarios:

  1. Volver a ser ese niño, esperar y soñar...y serlo!!
    creo que este es el quid para que la vida nos sonria y nos renueve siempre...
    Besos Analía y gracias por este texto
    Montse Bertrán

    ResponderEliminar
  2. GRACIAS ANALÍA POR COMPARTIR
    SALUDOS
    ANAHI DUZEICH BEZOZ

    ResponderEliminar
  3. Relato muy bien llevado,se sigue con atención y repasamos vivencias de muchos y casi encontramos el personaje en alguien conocido.
    Está dicho con ternura no obstante la rudeza de la realidad y eso le da más encanto a la lectura.
    Te felicito, Analía, por la transmisión del texto.
    Un abracito
    Betty Badaui

    ResponderEliminar
  4. Queridas Montse, Anahí, Betty:
    Muchas gracias por sus apreciaciones respecto de este escrito. Gracias por su tiempo para leer el retrato.
    Saluditos y mis deseos que estén muy bien
    Analía

    ResponderEliminar
  5. Gracias Any por saber mirar, ver al otro, bello texto, un abrazote Gus...

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias por leerme, mi querido Gusti
    Abrazo enorme y mis mejores deseos siempre
    Analía

    ResponderEliminar
  7. QUERIDA ANALÍA: ¡SOS GENIAL! (Siempre lo fuiste)

    SACUDISTE LAS FIBRAS MÁS ÍNTIMAS DE MIS RECUERDOS. ENVIDIO TUS CONDICIONES LITERARIAS.
    ¡CÓMO QUISIERA TENER TU CAPACIDAD PARA CONTAR GRATOS MOMENTOS QUE VIVÍ JUNTO AL QUERIDO G.P.!
    TE QUIERO.
    Tu tío Oscar

    ResponderEliminar
  8. Mi querido tío:
    Muchísimas gracias por tus palabras, por escribirme, por leer mi relato.
    Vaya si tenés capacidad para contar y dar a conocer una historia que vivirá en el tiempo, y cuánto valoro eso! Estoy terriblemente movilizada estos días, no podrías imaginarte, leerte hoy me hace mucho bien.
    Te abrazo con mucho cariño, te llamaré, sabés? También te quiero mucho, gracias.
    Analía

    ResponderEliminar
  9. Cara Analía, bom dia! Tomei a liberdade de publicar teu belíssimo El gris de sus ojos resplandece... em meu blog Nosso mundo. Espero que goste. Participa do meu blog, Analía. A tua presença será uma alegria para todos os seus leitores e especialmente para mim. Convida teus amigos a fazer parte do nosso espaço de literatura e amizade. Um abraço e um maravilhoso día pra você.
    Remisson

    http://nossomundo.bligoo.com.br/el-gris-de-sus-ojos-resplandece

    ResponderEliminar
  10. Apreciado Remisson:
    Muchas gracias por incluir mi relato en tu blog. Sos amable y generoso, me has sorprendido gratamente. GRACIAS.
    La persona acerca de quien escribí este relato, hubiera estado emocionada al saber que sus ojos grises -a través de mis palabras- ahora observan desde otro sitio del planeta.
    Te pido disculpas por favor por la demora en mi respuesta y agradecimiento. Sucede que desde el miércoles pasado no prendí la computadora por cuestiones personales.
    Reitero mi agradecimiento, Remisson. Ha sido una noticia que me reconfortó, muchas gracias.
    Te mando un saludo cordial y mis deseos que tus días transcurran de manera agradable y colmados de armonía y bendiciones.
    Analía

    ResponderEliminar
  11. "Generoso y solidario, decidido e inquieto. Brillante y sagaz, inteligente y ágil. Perfeccionista e implacable"
    ADMIRABLE... IGUAL QUE TU DESCRIPCION
    Con ceriño A.M.P.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias querido Aldo, me da tanto gusto que hayas pasado por aquí, que hayas tomado tu tiempo para leerme, gracias!!
      Sabés que un escritor de Brasil me sorprendió porque publicó el texto en su página, me emocioné imaginando cómo se hubiera sentido él.
      Tu papá es magnífico describiendo, contando, es un buen narrador :-) Debo pasar por su blog pero sabés que estoy a full terminando de vaciar la casa, necesito desprenderme de ese tema.
      Un abrazo enorme, querido Aldo, deseo que estés muy bien, vos y toda tu familia. Mandale saluditos a todos por favor, si?
      Analía

      Eliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner