martes, 12 de enero de 2010

Jaime Icho Kozak

-Madrid, España-

Lo tenía guardado


Tenía guardadas
rosas blancas de versos,
jardines de cuidados perfiles.

Tiempo sin tiempo
y un corazón sin definir.

En un cajón,
en carpetas inconformistas,
vibrando,
en la palabra transparente y comprometida.

Buscaba
un destino de amor.

Palabras en una página
y el vaivén de lo que no termina,
abren caminos entre cuerpos.


Aquí incuestionable

Aquí, incuestionable,
apoyo mi cabeza en la noche
y amo la plenitud inextensa del poema.

Cortejo errante
de largas filiaciones marinas
y hambre de lo eterno.

Desde la magnifica sensualidad
del brillo nómade del mundo,
vuelo en habitaciones selladas,
sobre la almohada de niebla,
entre grietas de olvido.

Arrimando lo indecible,
endemoniado cielo,
a veces,
al borde célebre de una violencia,
encuentro espacios del corazón
y arrojo lastre de sufrimiento.

Triste hasta la cabeza
y más allá de vagos quejidos
del pan ensangrentado,
me muevo
bañado en lágrimas
por la cebolla de tus manos.

Ellas, tan pálidas en la nieve
como al sol tardío,
reverberan
en criaturas melancólicas
que tocan mi alma,
de lejos.


Queda el ataque

Queda el ataque
de la tierra, desplegando intactas,
alas y raíces.
Eso escucho. ¿Y tú?
¿En qué piensas ahora?
Después de nuestro desencuentro,
puedo decirte:
Si no lo rescatas de recuerdos,
mi cuerpo se escurre
articulando una lengua,
ininteligible y cotidiana.
¿Me esperabas?
Quiero para ti
una canción de amor,
sin vientres abandonados
atravesando
tu carne y tu destierro,
y que tu corazón
despierte voluptuoso,
impreciso aún,
como isla de pasión
en tu cintura.


*************************************************************
No temas arriesgarte cuando un barco avanza, puede balancearse.
Proverbio chino


*************************************************************

2 comentarios:

  1. Jaime: Tus trabajos son excelentes. Gracias a tí y a Analía por entregarlos en comunión. Saludos, Norma

    ResponderEliminar
  2. Gracias Norma querida.
    Es bella la poesía de Jaime: sentida, profunda, sensible.
    cariños
    Analía

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner