martes, 12 de enero de 2010

Alfredo De Cicco

-Buenos Aires, Argentina-

Casandra

Es joven. Es mujer.
Es de otro.

Tiene un aire a desdicha.
Va a misa los domingos.
Se encuentra en armonía con mis significados.
Se parece a mi alma.

Ligera, desatada,
se mueve como un mal sueño.
No dice nunca cuándo,
pero su cuerpo inédito
está siempre dispuesto al amor.

Hace un momento estuve
en los vuelos rasantes de sus ojos.
Su olor permeable, aturde.
Es como un chubasco en el mar.

Entonces hube de preguntarme:
¿Qué estoy haciendo aquí,
desnudo como un Dios,
sobre un cielo invertido a la mirada?

Es joven. Es mujer.
Es de otro.

Es como el mar abierto.
Nadarlo es del abismo.
Salir es de los náufragos.

……………………………En Capricornio, del libro Las novias del Zodíaco


Circe

Tu intimidad crece, se corporiza entre los muebles, rueda por los cajones, se arrebuja debajo del lecho. Expansiva y versátil se hace densa entre tus ropas, tus muslos, tus cabellos.
Con las primeras sombras, se extiende por las islas con tu olor a canela, elude la espesura del tiempo, recala entre los hombros de los horizontes temerarios.
En los deshielos de Etruria, toma la forma de la nieve cuando cae, desmorona memorias, abre el desván donde se entibian los silencios.
Y emite cierto resplandor cuando la noche es un océano blanco y se oyen las pisadas de tu corazón en su apogeo de tinieblas, como si fueran escalones del agua, peldaños de la espuma, subiendo al aire errante, acre y desnudo de la dicha.

…………………………………En Sagitario, del libro Las novias del Zodíaco


Réquiem

Nos dijimos adiós.
…………………………………Y en un instante
se cayeron los cuadros y los besos,
las medallas ganadas con la aurora,
los cajones de risas y silencios.

Nos miramos, jugando a una tristeza
posterior y secreta entre recuerdos.
Y se hicieron palomas las palabras,
los perdones, las citas, los inviernos.

Ella quedó en las telas de la tarde,
en su voz angular, en sus desiertos,
curiosamente frágil, quebradiza.

Anoche, boca abajo,
la escondí con mis muertos.

………………………………………En Aries, del libro Las novias del Zodíaco


*************************************************************
En cierto sentido, el misterio de la encarnación se repite en cada mujer; todo niño que nace es un dios que se hace hombre.
Simone de Beauvoir


*************************************************************

5 comentarios:

  1. Excelentes trabajos. De un nivel superior. Gracias

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Qué hermosos poemas!! Gran lirismo. Gracias por compartirlos.
    Bertha

    ResponderEliminar
  3. Queridas Norma y Bertha:
    Agradezco y coincido con sus palabras. Fue un gusto incluir la voz de Alfredo y conocer sus poemas.
    Mi abrazo
    Analía

    ResponderEliminar
  4. uN POETA DE UN LIRISMO SIN LIMITES. MAYOR EN TODO SENTIDO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu lectura, por tus palabras.
      Saludos
      Analía

      Eliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner