sábado, 7 de febrero de 2009

Alfredo Luna

-Catamarca, reside en Buenos Aires, Argentina-

lo que oyen mis ojos

sin alegría ni sosiego
me invade una creciente de palabras
que serpean riscos y presagios;
un sonámbulo artificio de signos,
para decir lo que no puedo.

mi mano forcejea
contra el caudal de musgo sonoro
y la Belleza, territorio cruel,
no me guarece.


veinte de enero

arrastrándose por el barranco de la dicha,
envuelto en olor a jacintos
un pájaro sin alas ni cielo
me reconoce en el vértigo del origen:
estallo como una magia en el dolor de la siesta.

nace mi vida.

desde entonces
ocupo demasiado lugar en este mundo:
sombra de agua, soy mi propia demolición.


la noche abre la boca y reclama

mi madre y sus fantasmas
me arrojan a las aguas de su abismo
y la náusea. no despierto;
ésa es su gloriosa revancha.
la oscura respiración del sobreviviente pesa,
pesa más que las trizas del día.


el débil alivio

sin recato, dudo al borde de tu cama.
y esta evidencia me dobla:
aunque duela desde entonces todavía y después
esta ráfaga extinguida en el último pulso
no quiero que mueras aquí conmigo;
vayamos hasta la puerta de no sé donde
juntos vayamos, pero no me lleves.

a los tumbos por los laberintos de la fe,
tu cuerpo, tea helada marca una perfección imposible
y diluye las furias de la sangre.
sin demora se cumple el despojo y caen los oprobios
a imagen y semejanza del miedo siempre al borde de tu cama
aunque duela desde entonces todavía y después
la ceguera mira desde el fondo.

……………………….……………………….Poemas del libro la mirada sonora (2008)

*************************************************************
Un traidor es un hombre que dejó su partido para inscribirse en otro. Un convertido es un traidor que abandonó su partido para inscribirse en el nuestro.
Georges Clemenceau

*************************************************************

7 comentarios:

  1. Bueno, bueno Alfredo, creo no haberte leído antes, seguramente me hubiese quedado tu voz poética, me gustó, mucho, mucho sobre todo ese de la madre, excelente trabajo, felicitacíones

    Lily Chavez

    ResponderEliminar
  2. Me gustó mucho su poesía, Alfredo. No tengo dudas que ha sido éste un valioso encuentro. Gracias
    Alicia Perrig

    ResponderEliminar
  3. Alfredo, observas desde la profundidad de unos ojos muy oscuros, son los oídos de tu alma que perciben en más mínimo movimiento viviente.
    Profundas letras con dejes de dolor y hasta amargura.
    Saludos desde Santo Domingo, Rep. Dominica

    Evangelina Valdez

    ResponderEliminar
  4. Alfredo, poemas con raíces, con puro sentimiento. un gusto leerlos
    Anahi duzevich Bezoz

    ResponderEliminar
  5. Liliana, Alicia, Evangelina y Anahí: muchas gracias por leer a este formidable poeta y querido amigo, gracias por sus apreciaciones.
    Un abrazo
    Analía

    ResponderEliminar
  6. Saludos desde CASA AZUL... En Valparaíso están pasando algunas cosas y tratamos de hacer que sucedan otras tantas... un gran abrazo y felicitaciones por el proyecto...

    abrazos

    Jaime
    www.jaime-villanueva.blogspot.com
    www.grupocasazul.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. Agradezco tus palabras, querido Jaime, te he visitado en los blogs y me resultaron muy interesantes.
    Un cariño
    Analía

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner