martes, 2 de diciembre de 2008

Héctor Berenguer

-Rosario, provincia de Santa Fe, Argentina-

Anima bendita

De un ser
subsiste lo imposible,

detalles
en un objeto predilecto,
instantes azarosos
que anudan sueños con vigilia.

Fronteras de árbol tatuado
que deja su ausencia,

segmentos de gozo
intransitado.

Y ese vacío
que se confunde al fin
con existencia

es la meta extrema
de un largo deseo
por ser otro.


Un hombre acabado

Cuesta tanto cada amanecer,
hay tanto dolor
en la gratuidad de esta luna diurna.

¿Por qué no quedar así
constelado de belleza
inexplicable,
erguido aún en donde estuve siempre
entre la nada y el asombro?

Por esta fragilidad
de hombre acabado
nada más que por confianza,
por estar en este mundo
y merecerlo.

………………………………Del libro Entre la nada y el asombro

*************************************************************
Todo hombre paga su grandeza con muchas pequeñeces, su victoria con muchas derrotas, su riqueza con múltiples quiebras.
Giovanni Papini

*************************************************************

3 comentarios:

  1. Bellísimo el poema "Un hombre acabado", tiene la tristeza y la urgencia de un vuelo sideral.
    Víctor H. Tissera

    ResponderEliminar
  2. Gracias querido Víctor, mucho me han gustado sus poemas. Es un placer contar con la voz de este autor en esta revista literaria.
    Un cariño
    Analía

    ResponderEliminar
  3. Analía, que belleza los poemas de Berenguer (acabo de leer otros en El aromito). El hombre acabado, como dice Víctor, es de una belleza "sideral". Un abrazo, felicitaciones por tu página.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner