miércoles, 7 de noviembre de 2007

Andrés Bohoslavsky

Casi un asesino

La dueña de la pensión
dejó un papel que decía
a partir de Febrero
las piezas a 180.

No hubo revolución
no flamearon banderas socialistas
no hubo barricadas
ni Mayo Francés ni panfletos
que llamaran al alzamiento
ni pintadas anarquistas
ni puños en alto
ni banderas del Che
ni de Sandino, ni de Lenin, ni de Trosky
encima Ho Chi Min me miraba callado desde el póster.
Tal vez en un rato venga el ejército Rojo
a darme una mano
solo una cuestión de tiempo.
Esperé tres días

al cuarto pensé en asesinarla

y en las complicaciones para mi familia
salir en los diarios
los comentarios del barrio
las voces que murmuran
ahí van los hijos del asesino

entonces le pagué

le dije que la entendía
la devaluación, el libre-mercado, la usura internacional,
la banca Morgan, la crisis de Medio Oriente,
el endeudamiento externo, la misión del F.M.I. llega mañana
y me volví a la pieza
a escuchar a
Beethoven.

¿ Te gustan estas palabras ?

Usan camisas Dior, corbatas al tono
palabras adecuadas
elegidas cuidadosamente para decirte
que no hay más trabajo
pero ha sido un placer
conocerlo
sus datos quedan en la empresa
lo llamaremos

¿ te gustan estas palabras ?

entonces, mejor hacé una cosa
tirá estas hojas a la basura
ponéte en la cola de empleos
cuando te llamen sonreíles mucho
les agradarás
te dirán el puesto es suyo
elegirás las palabras
para decirme

no hay más trabajo.

Un poeta

Si me preguntás
qué es un poeta sinceramente no sé la respuesta
pero quiero hacer un esfuerzo
decirte algo, aunque sea incompleto
y aparece un lugar, una pradera
en la pradera una casa y un molino
en la casa un viejo con ropa destrozada
libros tirados, perros que ladran
canillas que gotean, ventanas rotas
tapadas con cartón
unas hojas sobre el piso
el sillón que más me gusta
ahí estoy sentado
mirándote
preguntándome qué hice con mi vida.

El blues de los pájaros

Sobre el río flotaba el piano
y sobre el piano, sin los rostros
dos personas cruzadas de piernas
hablaban en voz baja.

La charla giraba en torno a un poeta chino
que leía sus textos a los pájaros
si ellos no volaban
el poema era posible
atrás, el piano
ardía
sin extenderse al resto.

Últimamente
recuerdo este sueño
esos detalles
y a ese extraño poeta chino.

Ahora sé quienes son ellos,
sus rostros aparecen sobre el piano
sin los cuerpos, mientras los pájaros tocan
blues
y yo estoy quieto, extasiado
sin poder volar.

XVII

Un minúsculo trozo
de paisaje
llama mi atención
me acerco
a la pintura
montañas
bosques
arroyos
rocas
hombres
flores
eternamente inmóviles
me dicen
que entre en el.
Cuando las cosas se ponen
difíciles
vengo hasta el museo
y
entro al cuadro.
Elijo ser una piedra
cercana
al río.

Andrés Bohoslavsky – Desde algún lugar del Mar del Norte

*********************************************************

Haciendo girar su caballo sobre un cuero de vaca sin pisar tierra, probaban nuestros gauchos su profundo dominio sobre él. Así en la estrechez más angustiosa se prueba el dominio sobre nosotros mismos: en saber darnos vuelta sin perder pie.
Luis Franco

*********************************************************

3 comentarios:

  1. andres me encanta tu poesia,donde hay material tuyo..

    ResponderEliminar
  2. un abrazo a Andy Bohoslavsky. Muchos esscriben, pero pocos como él.
    ¿ Porqué lo ignoran en la poesía "oficial" ?
    Gabriela Petersen, Capital Federal

    ResponderEliminar
  3. Originalísima poesía documental.
    Víctor Hugo Tissera

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner