viernes, 11 de noviembre de 2011

Rodolfo Leiro

-Buenos Aires, Argentina-

Mis noventa

Y fui escalando, mi amiga, sobre encanecidos paños,
en los tropos de una vida de rigor y desventura,
surcando este sueño breve de la vida y su aventura
hasta encontrarme tendido contando mis largos años;

gocé pocas alegrías, sufrí enormes desengaños,
más es cierto, indiscutible, no abatieron mi figura,
las luchas, las tempestades, la flama de la amargura
y el rigor con que los duelos abrasaron mis peldaños;

y ya en el viaje postrero, con mis poemas huraños
he querido dispensarles desde mis lindes extraños
este soneto que evade mis antiguas tesituras,

por que tal vez yo fui cuento de tópicos aledaños,
como un faro inexistente de alegóricos redaños.
¡Un amistoso espejismo, forjado en grial de ternuras!

Palabras del autor: Construido el 30 de julio de 2011, para el libro La rebelión de los verbos y para aquéllos que me dispensaron su afecto y amistad. Nací el primero de agosto y fui anotado el 2 de agosto de 1921.

………… * * *

Nieves Rosa Boudet

......................La que fue mi esposa 1924-2002

Se apretaba a mi cuerpo, temblorosa,
bajo la gruesa manta acurrucada
buscando que mi mano, apresurada
la ayudara en su lucha candorosa;

escapaba su aliento, que fue rosa,
se moría su pecho, aprisionada
por el mundo febril que apresuraba
el final de una vida de oro y glosa;

luché, con el tesón en que reposa
la tremenda dulzura de una esposa
que con sus ciegos ojos me miraba;

la muerte me la hurtó con feroz saña.
¡Por eso este rencor que me acompaña!
¡Por eso este dolor que no se acaba!


Pedido

¿Y tú quieres mujer, que en una estrofa
te dibuje mi amor en pinceladas?
un poeta no escribe mascaradas
ni se presta al escarnio de la mofa;

simplemente, el bardo que deshoja
un clavel inventando madrugadas,
vive un mundo de lunas desposadas,
de una niña que besa y se sonroja;

de toda egolatría se despoja
y en el estro fulgente que lo arroja
a su estela fantástica en delirio,

tú podrías decir, en raro ensueño,
que en la nube que pasa va mi sueño
rodando en una página de lirio.


..................Últimos dos poemas, del libro Prismas de Gualdas

*************************************************************
Cuando termine la noche es el amanecer de color de primavera lo que está por venir.
José Saramago

*************************************************************

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner