miércoles, 8 de octubre de 2008

Hugo Omar Torres

-Maipú, Mendoza, Argentina-

Labrador


Amante fiel del surco
caminante antiguo del valle
peregrino de la siembra,
en ti nacen los sueños de los frutos
madurando la impaciencia de los días.

Simple forjador del esfuerzo
y de tu eterna compañera.
Madre tierra,
hembra fecunda
llena de lunas y soles,
intensa yema que crece
en el vientre virginal de la vida.

Solitario centinela del campo,
hay llagas de oficio maduro
en la amplitud callada
de tus manos.
En tu alma madura
hay un vendaval antiguo de sueños
que fecundan la historia.

Extraño héroe del trabajo,
obstinado soldado bajo la lluvia
incansable soñador de los frutales
alimentando la esencia del surco,
pariendo esfuerzos como leños
llenando de sudores la tierra,
para que la semilla nueva
envuelta en sus misterios
crezca misteriosamente bella.

******************************************************
La gente joven está convencida de que posee la verdad. Desgraciadamente, cuando logran imponerla ya ni son jóvenes ni es verdad.
Jaume Perich

******************************************************

4 comentarios:

  1. Hugo: "En tu alma madura / hay un vendaval antiguo de sueño / que fecunda la historia"
    Sólamente estos versos valen por todo un poema.
    Víctor hugo tissera

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu apreciación, querido Víctor.
    Analía

    ResponderEliminar
  3. Poeta, sin leer el nombre del autor sabría que esos versos te pertenecen! NT

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu lectura.
      Un saludo cordial
      Analía

      Eliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner