domingo, 6 de mayo de 2007

Almandrade

El recorrido de los siglos
expele arrugas
en la geografía de la piel
y atrae el silencio
de las notas musicales
los que van a nacer
no van a experimentar
el futuro
van a rendirse
al presente.

***

A falta de un cigarrillo

el beso toma cuenta
de los labios.
De la boca, renace el deseo.
En la lengua, la humedad
lubrifica el amor.
Comienzo en la tarde, breve,
sin gusto de chocolate,
pero mojado
de lluvia y voluptuosidad.

*

Na falta de um cigarro,

o beijo toma conta
dos lábios.
Da boca, renasce o desejo.
Na língua, a umidade
lubrifica o amor.
Começo de tarde, curto,
sem gosto de chocolate,
mas molhado
de chuva e volúpia.

***

Un museo precario,

de la ciudad
apenas en el nombre.
Ni siquiera a lo lejos
una zamba,
sólo el ruido de la calle.
Pero la belleza sabia
repuso en la sutileza
de la muchacha de negro
que no es la transeúnte
de Baudelaire…
Desconfiada y fugitiva
se recoge.

*

Um museu precário,

da cidade
apenas no nome.
Nem ao longe
um samba,
só o barulho da rua.
Mas a beleza sábia
repousou na sutileza
da moça de preto
que não é a passante
de Baudelaire…
Desconfiada e fugitiva
se recolhe.

**************************************

No nos perturban las cosas sino las opiniones que de ellas tenemos.
Epicteto

**************************************

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner