viernes, 3 de agosto de 2007

Leticia Ruiz Rosado

Prodigio

Es un acto singular
con música de cuerda…
y el verso cadencioso
retoma la escena…
parece dibujar la letra:
es la palabra
el prodigio
que todo sustenta…


Ufano ritual de placer

Ufanos juguetean en las
calles donde vuelan
aves aún
la luna las contempla
riente…
ellos entre árboles
y laberintos inventados
retozan a escondidas
porque
no hay balas
que intercedan
ni molesten
ufano ritual de placer
eso… fue ayer;
hoy: bombardean los
extraños su hábitat, ¡cuánto terror
en las callejuelas
del placer!
quimeras arropan
a los niños(as)
de ayer…
y hoy ya no juegan
a esconder
hoy,
se esconden
de terror…
bombardean
con balas...
su hábitat...
sus calles…
y sus casas... ya las
aves no cantan, malogran
los árboles
escondederos de travesuras, placer: ¡palabra de ayer!


La rima

Me recojo ante su presencia
mis cuitas,
poco cuentan…
ésa es la espera…
al callar… aparecerá
la rima que cuenta…
sus venas poco a poco
se impregnarán con sus huellas
un nuevo ritmo
la sellará gota a gota
su brisa
la riega, y ¡cual Pan,
un ritual convergerá con ella!

Del poemario inédito La rima

********************************************

No me dejes juzgar ni criticar a ningún hombre hasta que haya caminado en sus mocasines, por lo menos, durante dos semanas.
Antigua plegaria sioux


********************************************

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner