sábado, 25 de junio de 2016

María Alicia del Rosario Gómez


Piel y realidad

Así… Resquebrajada en mis silencios
Con la piel ardiente susurrando tempestades
Mi universo conserva su decir
Y acaso por una lengua húmeda de sales
Corra impetuosa la esperanza
Y el deseo de no huir
Porque allá en el horizonte, los verdes me abarcan.
Los sueños me colman
La vida me espera.


Éxtasis

Siento tu piel muy mía
Y al universo desmadejarse en soles
Cuando en cada caricia me devuelves lamentos
La carrera del tiempo se detiene, y se escucha el silencio
Somos dos, únicamente almas que se quieren
Únicamente cuerpos que se buscan
Y entre esas dos almas y entre esos dos cuerpos
Están los soles en llamas del universo entero
Y no temo quemarme porque la nieve aguarda
Y no temo ser hielo porque el calor aguarda
Y ya nada pre existe.
Pues la nada no existe
Porque el todo me abarca


María Alicia del Rosario Gómez
Goya, Corrientes, Argentina

1 comentario:

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner