jueves, 16 de junio de 2011

Alfredo Luna

-Poeta de Catamarca. Reside en Buenos Aires, Argentina-


baste para mí, esta dulce memoria del amor

busco en mi lecho el tibio desconcierto de anoche.

quiero volver al agua del goce
y al tacto con que me nombras
busco esa carne espléndida
que se hincha y me pide perdón, todavía.

me rompo de alegría cuando el cielo nos mira avergonzado

……… * * *


como aparecido, las palabras retumban en el sueño

una gota de mar zozobra en mi boca
y un faro de sombras
y un estampido de luz.
la muerte tiene hambre
por eso salto a la intemperie
donde el miedo me protege

……… * * *


lo inmóvil se propaga como ventisca, al mediodía

desnudo de toda nuestra desnudez,
el lenguaje suscita un canto incierto
en la frágil tenacidad de la memoria.

con mi boca de cierzo
juro que sobra mi nombre,
mis magras pertenencias de muerta,
esta confusión del día contra la noche del amor,
la ceguera con que miro las palabras
que me han dado y no me quieren.

amarrado a mi silencio, lo que sobra
en este mundo es mi mundo

……… * * *


a dónde pongo este saqueo?

nada ha quedado de lo que fui contigo
nada de ti me pertenece
más que este refucilo de estrellas en mi sangre
y mi vértigo.

la noche pega su filo en mi cuerpo
y no puedo la ternura cuando mi soledad
se hace más grande que la vida;
quiero volver a tus cenizas, urdir otra vez
ese himno imperdonable de pájaros ciegos
que sostuvimos.

indigna y espléndida, la muerte
se lleva hasta lo que no has dejado.

……… * * *


el miedo es un lugar caliente

mi cuerpo amontonaba parvas de luz
y todo el desatino que soy, para nombrarte.

por eso tócame. tócame hasta la última sangre,
hasta que el viento se rompa en tus manos

...... * * *


ávida luz quebrada

esta virgen arisca
pide que tu lenta boca salte
por cada línea de mi mano absorta
y zozobres en mí
quebrado, como la luz
hasta que te mate el goce


………………………………Del libro vigilia hereje, Buenos Aires, 2011

*************************************************************
Todas las verdades que se callan se vuelven venenosas.
Friedrich Nietzsche

*************************************************************

2 comentarios:

  1. Poesía desesperada, fuerte , que nos golpea con sus imágenes viscerales: "tócame hasta la última sangre", con una conciencia lúcida de lo transitorio del instante, de la poca persistencia de los momentos felices y de los riesgos que hay que correr: "el miedo es un lugar caliente". Excelentísimo poeta Irene Marks

    ResponderEliminar
  2. Muy agradecida por tus apreciaciones, querida Irene.
    Alfredo es un buen poeta, un hermoso ser humano, un espléndido amigo
    Analía

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner