lunes, 8 de octubre de 2007

Julio Bepré

Nadie intenta

La duda hoy se aloja con un inicuo rito, y después se distiende en un año convulso.
¿Dónde se fue la verdad completa de los antiguos días, dónde puede hallarse aquella certeza que tenían los ojos, esa ocasión que aquel tiempo imponía?
Si descubro hechos nuevos, pronto advierto cercana una premura.
Y todo se desnuda ante el paso menguado en la distancia.
No existe ya ningún labio sellado, y la palabra se interna por la vida y busca con afán un espacio sin el peso que esconde todo equívoco.
Nadie intenta negar la razón de un exilio.

Sombras

Con un crujido inmenso en la sombra nocturna
el instante se hacía irresuelto en sí mismo.

Los ojos algo abiertos al pavor se ofrecían
y él ansiaba una luz abrumado en su miedo.

Pero al fin la mañana se anegaba de sol
y en esa hora nueva el infantil insomnio

era un temor resuelto.

Continúa hasta hoy

¿Continúa hasta hoy el aviso tardío?
¿Imprevisto señala aquel suceso cuando
la realidad se rehace en el instante porque
acomete al costado la tibieza hecha mano
y en los ojos se aquieta un pudor inconcluso?
Al hablar tus palabras demoran cada día
y hacia otra tierra llevan y el instante es un siglo.
Adviertes sólo ahora las fases de la luna
y algún signo descifras en el vuelo de un pájaro.
Pronuncia las palabras más libres que poseas
y azórate de pronto frente a tanto prodigio
porque ya no estás solo y todavía esperas.

Estos poemas pertenecen a libros inéditos.

Julio Bepré – Avellaneda, provincia de Buenos Aires

*************************************

No se convierte en verdad un error porque sea continuamente propagado como tampoco la verdad se vuelve error porque nadie la vea.
Mahatma Gandhi


*************************************

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner