miércoles, 5 de diciembre de 2007

Leonardo Zapata

Anzuelo

Esa mujer sabe que yo la miro,
vuelve a abrir sus ojos
para éste, su poema favorito.
Yo la quiero impresionar
pero cómo saber si son sus senos o su boca
la humedad con que fluyen estos versos.
Escribo. Sólo escribo
para que sepa ¡qué bien la miro!
invocándola,
decidido así amarla
sin más truco que sus ojos abiertos.
Deja ver si logro también
despertar su sonrisa,
porque me pasaría la vida
mirándola desde esta página,
besándola a todo color.

Prudencia

Antes de abrir tu puerta...vacúnate...contra
la trombosis, los incautos y los ómnibus que no pasan.
Hoy puede que te aprieten tus zapatos,... después de todo
es natural... que el observatorio... no anuncie
mundial estrechez de camisa,... y que todas esas calles
no tengan nada que ver... con la belleza del mundo.

Antes de abrir la puerta... imaginase que usted
no comprende nada... porque acaba de nacer,
y aunque el amor... está roto y oxidado,
usted... tropieza con una mujer... y se quita
sus zapatos y la camisa... que tanto le aprietan,
y mirándola... amorosamente... a los ojos... le pregunta:
¿de qué están hechas las mujeres... que se derriten
cuando... les miro... y les beso... el ombligo?

Antes de abrir la puerta... deje por si acaso... sobre la cama
un desconocido retrato suyo, ...conviértase
en una imposible ciudad... como si no existieran las gentes,
las calles y todas esas muchachas... que la vida le prometió,
haga el amor... torpemente... mientras allá afuera
los hombres... se devoran... unos a otros.

Vicente
..............................A Vicente Huidobro
..............................(pero tu oficio es oficio de hombre y no de flor)

─ Vicente: a dónde va la gente tan despiertos y a la vez soñando y partidos por una línea imaginaria:

─ a arremeter contra los lugares comunes, al desencuentro de los vivos hasta perder el conocimiento y morir amándose frente al monumento del mar restaurado y manoseado por la poesía del azar,
─ a enterrar a sus muertos en el temblor de sus pechos por culpa de la estupidez humana.

Poemas del libro Animal Urbano, 2007

Leonardo Zapata - Poeta Cubano


**************************************************

Una persona perezosa es un reloj sin agujas, siendo inútil tanto si anda como si está parado.
William Cowper


**************************************************

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner