lunes, 11 de agosto de 2008

María Alejandra García Mogollón

Sentencia

Aterrador escenario
espigado por la eternidad,
aloja allí a las innumerables almas
sin destino y sin fin;
confundidas, atrapadas
con incesante codicia
y abrumadora desesperación,
albergando en sus recuerdos
pavorosos episodios
de la morada terrenal,
confrontándose entre los confines
del odio y la locura,
la fascinación y la espera
del acto de redención
inexistente en el crepúsculo,
transitado ya, sin retorno,
mientras Sílfide, dulce ninfa,
recorre los bosques con nimia
sutileza y premeditada indolencia,
ignorando
el dulce susurro de sus condenados,
que por un fuego abrasador
son consumidos una y otra vez.
Y así, la sentencia eterna:
lo que en vida
no se logra destruir,
después de la muerte esgrime
para la dulce satisfacción
de sus más temidos verdugos.


Al final del crepúsculo

Al instante del desenfreno,
observo tus pupilas,
aún más que en el alba
y sólo las veo reposar
como al final del crepúsculo,
hasta que depositas
tus preciosas gemas vertiginosas
dentro de mi sagrado aposento
de tu heredad.

María Alejandra García Mogollón - Bogotá, Colombia
http://www.eltunelpamplona.blogspot.com/
http://www.metzwey.blogspot.com/

************************************************************
Hasta los sentimientos buenos, si se exaltan en demasía, son capaces de conducirnos a errores deplorables.
Jaime Luciano Balmes

************************************************************

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner