lunes, 26 de marzo de 2012

Horacio Urbañski

-Berisso, Buenos Aires, Argentina-

Bailando


Una zamba y sus acordes
hacen que extraiga el pañuelo,
justificando un desborde,
que es parte de mis desvelos.
Y si llega a ser “carpera”
el ritmo se hace presente,
la guitarra se acelera
tiene en la cueca, un pariente.
Y con música aparcera
deberé borrar el nunca,
bailaremos chacarera
simple, doble, quizá trunca.
Lo que prosigue destaco,
su alegría es lo que admiro
zarandearemos un gato
sea de uno o de doble giro.
Venga un gato correntino
con cadencia melodiosa
sigue presto un escondido
con una moza donosa.
Tomaremos un descanso
después de tanto entrevero,
la Tonada es un remanso
o acaso, un Loncomeo.
Añado sapucay más fé
y con guainas muy coquetas,
bailaremos chamamé
polqueado, lento o maceta.
No olvido la Chamarrita
entrerriana por demás,
con gurisas muy bonitas
que no pierden el compás.
De Jujuy me está llamando
el tres tres del bailecito
y me sumo, coloreando,
girando un Carnavalito.
Los Remedios curadores
Pampeano y Catamarqueño
enlazan muchos amores.
También alivia el Norteño.
Ser bonaerense me incita
a proseguir sin querellas,
entonando Vidalitas,
bailando Triunfos y Huellas.
Firmezas con La Firmeza,
con el Palito y El Prado
y la Jota Cordobesa,
me tienen entusiasmado.
Las Fiestas Patrias arriban
se halaga la Tradición,
la obligada alternativa:
Bastonero y Pericón.
Con mi danzar encendido
que a lo nativo se aferra,
este paisano está herido
por las danzas de su tierra.

………………………………11 de noviembre de 2011


Gauchesca

Huinca pampa ya bichoco
yo diría, chamuscao,
algo tirando a morocho
con un pasao, mesturao.
Nunca quise matrerear,
andar con chifle y mamao.
No me pudieron arriar
ni estuve nunca embretao.
Abrazado a la vigüela,
tomando algún cimarrón
hago brillar las espuelas
cuando danzo el pericón.
Si es Gato, una rilación
a veces llega a leyenda,
mi floreo, es un facón
estremeciendo a mi prienda.
No pijotearé palabras,
si hay que entropiyar frases,
que las estrofas se labran
baquianas, con mucha clase
Ahi-juna, que este paisano
un decidor que arremete,
es de pialar y en el llano
con las coplas, acomete.
Sin rodeos. No transita
ni cabalga un mancarrón.
Mi paisana, que es bonita,
se endulza con mi canción.
Mis palabras, son un poncho
que entibia un decir sincero
y yo me pongo rechoncho
de las achuras al cuero.
Mi expresión no es un bagual,
difundanlá, como un pingo,
criolla, sincera y cabal,
no tiene nada de gringo.
Afirmo que esta esperencia
con entusiasmo se engancha,
cualquiera sea la audiencia
yo suelo hacer *pata ancha*.
El rebenque bajo el brazo
pues no soy ningún sotreta,
siempre dispuesto al abrazo
en una amistad que aprieta
Canejo con tantos dichos,
bien armados, *de mi flor*
¿Será que porto un gualicho
que conjuró a este cantor?
¡Huija! arribé al deslinde
armando una melodía,
una limeta p´al brindis
que será en la pulpería.
No recula este peón,
amalaya, si ansína juera.
Me iría hasta el socavón
con el apero, a mi vera.
Vicharé juerte el futuro
caminaré sin careta,
quiero vivir sin apuro,
sin ninguna manganeta.
Cocinaré un pucherito
mientras bailo en la cocina,
chacareras, bailecitos,
con mis versos y mi china.


*************************************************************
Esta guitarra en que toco
tiene boca y sabe hablar.
Sólo los ojos le faltan
para ayudarme a llorar.
Arturo Franco (Folklore de Catamarca)

*************************************************************

2 comentarios:

  1. Este Horacio me ha salido un gauchazo cantor. Muy buenos tus poemas tan bien verseaos y acompasaos. Gustazo haberlo leido...abrazo para el autor.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por la lectura, querido Lao.
    Un saludito cordial
    Analía

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner