lunes, 26 de abril de 2010

Lina Caffarello

-Buenos Aires, Argentina-

Prólogo Celta


Un círculo en el bosque,
una piedra y el crepúsculo.

Vi el santuario.

Vi el misterio formulado en el follaje.
Vi el caldero que unge las espadas.
Vi a los héroes proyectados por la luna.
(De azul, se pintarán de azul.)

Erudición guerrera
que es mandato de los dioses.
(No escribirán: la magia no se escribe.)

En la unidad mística del trébol,
tres grullas,
tres ríos,

tres aullidos.


Ceremonia Celta

Cantan,
y su canto brama;
vocalizan conjuros y victorias.
Brama el bosque en la neblina.

Ríen,
y sus dientes de mora
intimidan a elfos y a fantasmas.
Crujen los ojos, las quijadas.

Danzan,
desnudos y azules,
y en la danza más temible
fulguran las espadas, azules y desnudas.

Cantan, ríen, danzan:
convocan a los dioses

y el viento derrota al enemigo.


Corolario Celta

Hacia la noche,
las hadas encienden sortilegios
y liberan espíritus antiguos
……………………ocultos en las piedras.

El viejo roble,
morada de los dioses,
es el santuario que hechiza
……………………la palabra del druida:
por cada letra, un árbol;
cada batalla, un mito.

Hogueras prodigiosas
celebran el triunfo de la tribu.
Rugen vibraciones.

Los ojos, bizarros, centellean.


*************************************************************
Dicen que la historia se repite, pero lo cierto es que sus lecciones no se aprovechan.
Camille Sée

*************************************************************

2 comentarios:

  1. Que bueno encontrarte aquí, Lina. Y que interesante idea esta acerca de lo celta.La encontré muy inspirada
    Un fuerte abrazo
    Marta

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Marta querida.
    Me agrada saber que encontrás voces amigas.
    Mi abrazo y mis buenos deseos cada dia.
    Analía

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner