lunes, 26 de abril de 2010

Adriana Barcia

-Cañuelas, provincia de Buenos Aires, Argentina-

Palabras sueltas


Proyecto la energía de la misma vida
y me voy a otros mundos,
y me veo por dentro llena de sangre y cielo,
dejo a mi cuerpo como un lastre oxidado,
y libero a mi mente y vuelo en el espacio
desordenando estrellas, planetas y presagios.

Y tan fuerte y tan frágil sé que todo es posible
¡todo lo imaginable!
y la tinta me lleva a declives, a ciclos,
a rincones del Cosmos que transitan las hojas
cuando soy lo que escribo:
Sólo palabras sueltas mezcladas al descuido.


El hombre que yo amé

El hombre que yo amaba se le parece a todos
es la imagen cansada del cansancio de otros,
hoy lo vi parecido a un triste caminante,
a un dolor ambulante, a un incierto paisaje
que desdibuja el rostro.

Mi hombre /amante fue: Cristal, risa sonora,
camino que a la fe me despertó una aurora
de besos en la piel y quejidos gustosos,
y llantos que por él resultaban gloriosos.
El hombre que yo amé hoy se parece a todos
…y me duele por él.

*************************************************************
El tiempo es muy lento para los que esperan; muy rápido para los que tienen miedo; muy largo para los que se lamentan; muy corto para los que festejan. Pero para los que aman… el tiempo es eternidad.
William Shakespeare

*************************************************************

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner