lunes, 16 de noviembre de 2009

Carlos Benítez Villodres

-Málaga, España-

Poemas sobre el Barrio del Albayzín (Granada)

I
Albayzín


Universo enjoyado por estrellas
que endulzan las angustias y la sangre
del corazón que nace de la luz más valiosa,
manantial de bajeles y destinos
colmados de galaxias que entre ellas se fecundan.

Tu origen es un sueño de siglos que se agita
en el seno de ideas ensambladas
con las curvas y planos de diamantes
enredados en besos e ilusiones,
que envuelven, con asombro, mis conciertos
allá donde frutecen los signos de la vida.

En tus calles palpitan las pupilas de soles
que procrean repiques de esperanza
y sonatas que hallan el camino
de la más luminosa floración,
como expresión y aliento del espíritu.

Siempre mis pies ansiosos hollaron tus entrañas
en medio de esas noches sin apoyos,
donde la imagen cósmica del mundo
se apaga ante el ciclón insomne que se expande
por los aires insólitos de nuevos horizontes.

A mis ríos enlazo, con ternura,
tu realidad y tu belleza angélica,
mientras el pensamiento del viajero
se adentra por las huellas indelebles
de tu quehacer frondoso de victorias.

Cada día convocas en tus venas
a las gemas que vibran ante tu propia luz.
Ellas escribirán en la savia del mundo
la gloria que transita en busca de ese cántico
victorioso que nunca se detiene.


II
Plaza Larga
(Corazón del Albayzín)


En el centro de un bosque de deseos
resplandece, soñándote, esta plaza,
crisol donde se incuban las conquistas
del hombre que confirma su pasado de oro.
De ella tomo el hechizo, forjador de violetas
y de rosas que nunca palidecen,
para sentir su cielo en los pensiles,
donde se transparentan credos y silogismos.
Es, en su perfección, un cántico de alas,
libres y solidarias, que refulge,
como voces de paz, desde las altas cimas
hasta los fondos ciegos de los mares.
Quien anduvo por ella…, conoce el sentimiento
que surge a cada instante de sus astros
abiertos a la tierra siempre pródiga,
al canto del futuro sin palabras distantes.
Ante su enorme potencial de júbilo
y de beldad, mis pasos se detienen
para fertilizar mi mente y sus anhelos
con la luz que transmite al hombre y a la vida.
Aquí, en el corazón del Albayzín,
desnudo el mediodía de mi psique.
Aquí, en el corazón del Albayzín,
sueño con alboradas de esperanzas,
con pueblos que resuelven sus negras ecuaciones,
con peregrinos, escritores líricos,
que siembran su bondad y sus jazmines
en los deseos de cualquier viajero.

……………………………………………………Málaga, octubre 2009

*************************************************************
Dondequiera florezcan las rosas, o donde oigamos un dulce canto, hallamos siempre un grato recuerdo de nuestra pasada juventud que nos hace brincar de puro gozo.
Johann Wolfgang Goethe


*************************************************************

2 comentarios:

  1. Mi mente imagina un lugar mágico que se llama "Albayzín" donde posiblemente nunca iré... pero a través de estos versos de Carlos, me transporto y sueño con él... Bellamente logrado...

    ResponderEliminar
  2. Mi querida Graciela María:
    Es cierto... expresa mucho Carlos en sus descripciones.
    Un abrazo y mi cariño
    Analía

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner